Si es normal que en este Cuaderno de Campo sus autores comenten aquellas películas que han visto y que les han parecido entretenidas, divertidas, interesantes, visibles, … estarán de acuerdo en haga también lo contrario, es decir recomendar encarecidamente que NO vean las siguientes “películas”.
En realidad son pocas películas. Mi interés por el cine está directamente relacionado con la resistencia al desgaste del paquete de tabaco/palomitas (según me encuentre en casa/sala cine). Y por razones obvias, mi interes por ver mal cine es inversamente desproporcionado.
Sinembargo, hay algunas (tres) excepciones:

Borat

Me engañaron, creí que era otra cosa.

borat

Un tipo, por motivos que no recuerdo, sale de Kazajistán hacia EEUU. Por las críticas se supone que la película parodia/ridiculiza/critica el sistema económico-moral de los EEUU en tono de humor ácido-corrosivo.
La película es posible que le guste si usted tiene entre 15-18 años y sus niveles de testosterona le agarrotan 24 horas/dia algunas partes del cuerpo (me refiero al cerebro). Si le hace gracia ver a un tipo cagando en un jardín “por que viene de Kazajistán”, o lavando su ropa en un parque “porque viene de Kazajistán”, o perdiendo una gallina en el metro, o escupiendose en la mano para cerrar un trato por que en Kazajistán son así de naturales. ¿críticas? En realidad solo un motón de topicazos, sin chispa de gracia y que giran constantemente alrededor de “… es que nosotros en Kazajistán estamos acostumbrados a … “. En fin, no mal gasten su ancho de banda.


Happy Feet

¿Infografía?, a ver…

happy feet

De esta película en realidad puedo contar poco. Asi, de comienzo, con los títulos, salen unos pinguinos cantando y bailando. A los 5 minutos de película cantando y bailando nace un pinguino que se pone a cantar y a bailar. A los 10 minutos de película, cambia el tema y siguen cantando y bailando. A partir del minuto 11 ya no sé lo que pasa.
Pocas, muy pocas películas pueden presumir de haber durado tan poco en mi TV. Si es mala-muy mala pues te echas unas risas, o aguantas por ver los efectos especiales, o te lees los subtitulos de las canciones, o … esta película no admite ninguna de estas opciones. Es mala, se mire por donde se mire, aunque reconozco que mi criterio está bastante mermado.
Lastima de 10 minutos que perdí pudiendo ver cartas de ajuste.

Dr T y sus mujeres

Estoy amarrado a la silla.

bodriovision

Esta es, con diferencia, la peor película que recuerdo haber visto nunca. Y curiosamente ésta, si la ví entera por dos motivos:
– Iba en el tren de Madrid
– Me pasé toda la película, esperando ese momento que nos sorprendiese con un “…esto es una crítica ácida del sistema de salud de …” ó “es una parodia de…“… pero terminó la película. Y aquello no emitía señal alguna de que se tratase de un experimento sociológico ó similar, asi es que he de tomar que la película iba en serio, que era así porque así lo habia querido su director.

La película es del a partes iguales insoportable e infumable Robert Altman y protagonizada por Richard Geere. Y básicamente vá de un ginecologo tan guapo que todas las mujeres quieren que “les toque”. Y entonces todas hacen lo imposible por ir a su consulta. Y él es muy famoso y muy rico (ignoro el motivo). Y ellas se desmayan cuando pasa cerca. Pero él es muy decente y siente amor verdadero por su novia. A ver, como lo resumo la película… ¿saben ustedes lo que es sentir vergüenza ajena?
Lo bueno de la película, es que incentiva el desarrollo de la memoria. Yo, que de común no suelo prestar atención a nombres de directores/actores, en este caso haré una excepción y en la vida olvidaré estos dos nombres: Robert Altman y Richard Geere.