La semana pasada me robaron el depósito de agua con el que mantengo el bebedero en la sierra donde tengo instalado un hide. Era un daño esperado, calculado y asumible. Más que por las pérdidas materiales (una garrafa de plástico cogida de la basura, 4 mts de linea de goteo reciclada y un bebedero para gallinas de 1 euro) me molesta por me obliga a desarmar el hide y buscar otro sitio: si alguien ha descubierto el sitio (cazador de perdiz casi con seguridad) no estoy dispuesto a arriesgarme a que el hide que instalé para fotografiar y el bebedero que atrae a las aves puede llegar a ser usado para otras actividades más “tóxicas”.

Hide en un espartalHide en un espartal

Asi que en cuanto descubrí la visita del indeseable desarmé el hide y el charco de agua. Lo siento por los pajarillos que acudían a beber. Ahora que estoy en proceso de busqueda de una nueva ubicación donde reconstruir el bebedero+hide. Os comento qué busco y como voy a hacer.

Bebedero vs comedero

Muchos fotógrafos para aproximarse a las aves suelen construir comederos que aprovisionan de comida regularmente y cerca de los cuales instalar el hide. En mi caso prefiero instalar un bebedero. El primero motivo es evidente: estamos en una zona árida y seca. Los cursos/fuentes de agua permanente son raros y escasos, por lo que cualquier charco de agua permanente, especialmente en primavera-verano es un éxito asegurado.
El segundo motivo es que un bebedero, al contrario que un comedero, atrae a todo tipo de aves: insectivoras, granívoras, carnívoras, grandes y pequeñas. Si el bebedero está bien ubicado acudirán aves con sed (granívoras) y aves con ganas de bañarse (insectívoras), aves diurnas y nocturas, e incluso acudirán reptiles, mamíferos, insectos, etc…

Instalación y mantenimiento del bebedero

El principal problema es conseguir mantener un charco de agua con un nivel más o menos constante de tal manera que las aves se habituen a visitarlos a diario. Por lo tanto, si no se dispone de la posiblidad de conectarlo a una red de agua (potable o de riego) es casi obligatorio instalar un depósito de agua y mantenerlo a base de visitar periódicas.

El método que vengo usando para la construcción del charco-bebedero es el siguiente:

  1. Excavo un hoyo en el suelo de dimensiones aprox: 100 ctms x 70 ctms y (en la zona más honda) unos 10 ctms de profundidad.
  2. Cubro con plastico industrial (del utilizado para construir embalses y balsas agrícolas), plástico de invernadero ó similar.
  3. Palpando voy eliminando las piedras que quedaron debajo del plástico y que pudieran perforarlo al recibir el peso del agua.
  4. Añado agua hasta alcanzar aprox la mitad del nivel del bebedero. Ahora, usando el nivel del agua como referencia puedo recortar con un cutter el plástico al nivel en que quedará la orilla (aprox 3-4 ctms sobre el nivel del agua)
  5. Cemento todo el perímetro del charco para sujetar y disimular el borde del plástico.
  6. Con el cemento recien aplicado (fresco) espolvoreo hojas y tierra por encima

Con esto tendriamos construido lo que es el charco de agua. Dependiento del clima en un par de dias se puede completar el nivel de agua y poner en marcha el depósito de agua que mantendrá el nivel corrigiendo las perdidas por consumo y evaporación.

La cisterna de agua

El depósito o cisterna no es más que una garrafa cuadrada de plástico de unos 30 litros (usos industriales) del cual sale una linea de gotero (11 mm) de unos 4-5 mts y al otro extremo un bebedero comercial de plástico con flotador de los usados en granjas de aves (existen creo bebederos similares para perros, aunque no los he probado imagino que funcionan igual). Estos chismes funcionan como una cisterna de casa, es decir, mantiene un nivel de agua en la cazoleta mediante un pequeño flotador que corta el paso de agua. Lo que hago es sumergir esto dentro dentro del charco de mi bebedero y rompo la cazoleta para que el agua que vienen del depósito caiga en el charco.

El nivel del agua irá bajando hasta alcanzar el bebedero sumergido, momento a partir del cual se mantendrá el nivel de agua mientras quede en el deposito.
En estas condiciones en la peor época de calor, en Julio-Agosto-Septiembre, el depósito de 30 litros mantiene el bebedero durante unos 9-10 dias. En invierno, no es necesario reponer. A poco que llueva, el charco mantiene agua sufiente entre un dia de lluvia y el siguiente.

Al fondo asoma el depósito de aguaAl fondo asoma el depósito de agua

La garrafa queda situada fuera del angulo de visión de la cámara desde el hide, protegida del sol, tapada con vegetación y (IMPORTANTE!!) más alta que el bebedero. Al menos debería estar 30-40 ctms por encima para que la presión de agua sea suficiente que asegure un buen funcionamiento de la mini-cisterna. La manguera la entierro hasta el bebedero y este queda “sepultado” entre rocas (para evitar que lo muevan los animales, el viento, etc…)

Según lo anterior, el charco propiamente tiene una capacidad de 40-50 litros, más otros 30 del depósito. Es decir, en el primer llenado se gastan 2 garrafas de 30 litros. Durante el verano se mantiene el nivel reponiendo con 30 litros/semana (si no llueve).

Ubicación del bebedero+hide

Esta parte es realmente las más complicada. Bastante más que la propia construcción. Una vez enumeras las condiciones que tiene que reunir el sitio es cuando descubres los verdaderamente escasos que son los sitios idoneos. Cada uno tendrá sus prioridades ó manias, personalmente el lugar ideal para ubicar el bebedero+hide debe:

  1. Disponer de una carretera/camino transitable con coche suficientemente cerca (preferiblemente por encima, más alta) como para que reponer el agua y cargar con un depósito de 30-35 kilos no sea un suplicio (piensa que vas a hacerlo a menudo) al que acabemos odiando.
  2. No debe ser una zona tranquila, sino extremadamente tranquila. Primero para evitar expolios, gamberrismo, etc… Segundo para que las aves se acostumbren a la zona sin sobresaltos, especialmente con especies “miedosas”. El hide que acabo de desarmar ha sido “visitado” por dos personas en último año (la segunda ha motivado el desarme del tinglado, la primera es el pastor).
  3. Aire abierto. Ubica el charco en un área sin arboles encima. Es decir, el charco debe ser bien visible desde arriba (no estar ubicado a la sombra de un arbol) pero sí debe disponer de árboles cerca, a los lados, a no más de 8-10 mts, para que las aves puedan aproximarse gradualmente.
  4. Bien orientado y luminoso. Si tienes luz puedes quitarla (proyectar sombras), pero conseguir luz en una zona sombreada es mucho más complicado y artificial. Personalmente prefiero situar el bebedero+hide pensando en la luz del atardecer, de tal manera cuando estoy en el hide tengo el bebedero a un lado y el atardecer con el sol poniendose a mi espalda.
  5. Camuflado. El hide y toda la parafernalia del bebedero debe quedar bien oculta. No destacar en el paisaje. Esto se consigue en buena medida aprovechando bien el terreno, aprovechando una depresión en el terreno que nos permite acercar el punto de vista al suelo ó un gran arbusto para cubrirnos la espalda.
  6. Evidentemente, si vas a instalar un charco de agua hazlo alejado de otras fuentes de agua que puedan “competir” con tu bebedero.

En el siguiente vídeo algunas secuencias grabadas y en las que sale (mas o menos) algunos de los hide que he montado en estos últimos meses.


Construcción del hide

Una vez tenemos el bebedero construido y funcionando podemos construir un hide permanente ó bien preparar el terreno para instalarlo rápidamente a cada visita y recogerlo al irnos. A gusto del consumidor. Personalmente prefiero construir un hide permanente perfectamente camuflado al cual las aves se vayan acostumbrando. Este hide que he desarmado ahora era utilizado como posadero por una pareja de Buho chicos (Asio otus) que habian tomado el charco como zona de caza.

Malla de sombreo

Además, al tenerlo pre-instalado, aprovecho mejor el tiempo. Entre que llego a la zona y estoy haciendo fotos pueden pasar apenas 5 minutos. Si se dispone de un “acceso protegido” al interior puedes perfectamente entrar al hide sin siquiera alertar a los pájaros que están en el bebedero.

Para la construcción del hide suelo aprovechar una depresión del terreno que me permita bajar 20-30 sobre el suelo y sobre ella construyo un armazón cuadrado de cañas atadas en primera instancia con bridas de plástico. Aproximadamente un cubo de 1,2 mts (básicamente una persona sentada en el suelo sentada sobre un cojin ó similar).
Utilizo un buen montón de cañas, 50-60, que recogo por alguna zona cercana. Con ayuda de una bridas de plástica en un tiempo record dispones de una estructura básica y muy resistente al viento, que soporta peso y estable. A continuación el cubo resultante lo cubro con malla de sombreo. Empecé a usar este material hace poco y ha sido todo un descubrimiento por varios motivos:

  1. Pesa poco y se puede transportar cómodamente
  2. Es poco maleable ya que tiende a “acartonarse” lo cual facilita su manejo, reduce los enganches con la vegetación, mejora el atado,etc…
  3. Es un material plástico diseñado para exteriores por lo que resiste perfectamente la lluvia y el sol (UV) durante mucho tiempo
  4. Al ser perforado no ofrece resistencia y hace menos “bandera” que una hide de tela.
  5. Al ser perforado permite ver desde dentro TODO lo que hay alrededor con facilidad pero desde el exterior es casi opaco (hay que tener un poco de vista al montarlo para evitar que nos entre luz por detrás). Esto es crucial para ver llegar a los pájaros antes de tenermos en el punto de mira
  6. Son de colores crípticos y facilmente camufables: negro, verde oscuro, marrón.

Una vez construido el cubo y forrado con malla de sombreo añado una vieja red de camuflaje ú otros materiales que “rompan” la superficie negra brillante de la estructura y rápidamente paso al camuflaje propiamente dicho. Broza, hojas secas y ramas hasta conseguir que “el bulto” parezca un arbusto más en el terreno.

El mejor amigo del constructor de hides son las bridas de plástico y unas buenas tijeras de podar.