Underworld IV, el despertar. Muy mala.
Ficción, aventuras. Muy mala

Te pones estas películas a ver si mientras cenas una cerveza y te comes un bocata te pasas un rato entretenido viendo a los vampiros matar licántropos ó viceversa… pero es que resulta imposible abstraerse de un guión y unos diálogos tan malos. Coño, con lo que se gastan en maquillaje e infografía ya podían contratar un par de guionistas, o uno por lo menos.
Nada.
La cuarta entrega y siguen igual. Mucha pose tratando de marcar estilo-molón-que-te-cagas-lo-que-mola-ser-vampiro y mucho andar chulesco con la cámara en el suelo y al fondo la ciudad arde en llamas pa luego morirse a capazos en la primera pelea que se presenta (pero que poco cuesta matar a un inmortal coño!) y gigantescos hombres-lobo que se mueren si les toses cerca de la mejilla. El hombre-caniche come back!

En fin, si quieren ustedes verla, avisados quedan, desde luego miedo no van a pasar.
Magnet



No habrá paz para los malvados.
Thriller, cine negro. Muy buena.
Un peliculón. Era previsible que tuviera éxito en los Goya. Ahora además parece que Hollywood quieren remakearla, pues dejen que me posicione antes de verla: me quedo con la de José Coronado. En poco sitios como en una película española vamos a ver tan bien retratados esos club de alterne de color rojo-amarronao, esos policías afónicos a base de gintonics, ese chabolismo de extra-radio…(sí, lo sé, esta es una crítica con doble filo) por fin veo a un tipo vendándose el navajazo que le acaban de meter como si le doliese de verdad.
Me alegro por este actor, aunque creo que no tanto como él mismo, que debía estar un hasta los mismísimos del Bífidus y del galán-ibérico. El papel le viene como un guante, ese policía chungo, mitad mafioso mitad justiciero. La película además juega bien con este rollo conflictivo en que no sabes si el tipo está loco perdido y desahuciado, es un justo en un mundo corruptos, es un falangista impartiendo justicia ó todo al mismo tiempo.
El argumento deberían habérselo currado más porque recurre a tópicos muy efectivos sí, pero excesivamente simplones. Los personajes secundarios están muy flojos (¿que le pasa a la jueza, tiene miedo escénico ahora?). El final de la película es el suyo. Muy propio.
Magnet/Torrent



Los tres mosqueteros (2011).
Aventuras, infantil. Muy mala.
Para niños y pre-adolescentes únicamente.
Iba a decir que “por ver a Milla Jojovich” (Resident evil, el Quinto elemento), pero hay que ser muy fans para soportar semejante tostón. El guión y la veracidad de la historia mejor ni mentarlo.
Me dan mucha pena las películas que excusándose en “como son para críos…” no hacen el mínimo esfuerzo (o no saben como) para resultar mínimamente atractivas a los padres que pretende que acompañen a sus hijos. Luego dirán que la gente no va a al cine, pero me cobran a mí por llevar a mis hijos a ver esto y le meto fuego al patio de butacas.
En fín, algún día se harán fabulosos posavasos con sus DVDs que se venderán en TodoSien Macao.
Magnet



La invención de Hugo.
Aventuras, fantasía. Muy buena.
La película está muy bien, es entretenida, bien realizada, dirigida y producida y derrocha recursos por doquier.
El cuento, la historia y los personajes los firmaría Hans C. Andersen, con sus floritas, sus trenecillos de vapor y sus soldaditos de plomo porque recrea muy bien esos mundos de fantasía y ensoñación que tantos novelistas se inventaron para tratar de escapar de la terrible realidad de una vieja Europa sumida en la peor de sus guerras y que han servido de excusa a tantas películas y novelas infantiles y no tanto. En este cuento, un huérfano empeñado en reconstruir un viejo mecano regalo de su padre acaba reconstruyendo y devolviendo a la vida a otros personajes.
Muy buena, muy sobrevalorada para mi gusto, (culpa sin duda del renombre de su director, Scorsese) y muy facilona por el recurrente tema del cine clásico, la nostalgia a las viejas películas y el homenaje a los-que-un-día-fueron-grandes que tanto gusta en Hollywood (¿cuantos siglos de edad tienen Christopher Lee?, es impresionante ).
Magnet.



Las aventuras de Tintín: el secreto del unicornio.
Aventuras, animación. Muy buena.
Una calidad de imagen y de fotografía excelentes. Una animación, movimientos de cámara y un ritmo impresionante, efectos y tecnología en vanguardia, y una animación facial flojísima (especialmente en el personaje principal). Esto no es nada nuevo, no, la animación facial infográfica todavía está muy lejos de poder colarnos un personajes virtual por uno real si se le aguanta el plano más de 4-5 segundos.
Lo que no entiendo es porqué no evitan más activamente estos planos cortos en los que canta como un gallo afónico que las mejillas y los gestos de una persona del Mundo Real no se mueven como los de Tintín.

Eso sí, hay que agradecer en cambio el hecho de que siendo el personaje del capitán casi un alcohólico lejos de la rehabilitación toxicológica no lo hayan “re-interpretado”, eufemismo que usa la mojigatería moral cinematográfica para tratar de convertir la películas de cine en spots educativos para la decencia y las buenas costumbres y que aspiran a conseguir que Mad Max se ponga el cinturón de seguridad antes levantarle la tapa de los sesos al malo de un trabucazo.

Por lo demás la película es rápida y entretenida, tienen un buen ritmo y la historia engancha. Ademas (sorpresa) tiene secuencias realmente divertidas y en las que el personaje secundario (el borracho capitán Haddock) se acaba llevando todo el protagonismo y buena parte del peso de la historia dejando a Tintín casi como un segundón.
Promete continuar
Magnet



This must be the place.
Drama. Buena.
No conocía nada la película, vi la carátula y dije “ostias! Sean Penn de gótico! esto hay que verlo!” y hace un papelón, lo borda.
Excelentemente realizada y muy cuidada, con muy buena música, pero me sentí un poco defraudado después de verla, muy probablemente porque me esperaba mucho más de ella, mucho más musical, más contemporánea. Para nada. Es más, casi diría que la cuestión musical acaba siendo una excusa para marcarse 4-5 minutos de clip musical sin diálogos habida cuenta del bombo y la publicidad que se dio al hecho de que aparezca en la película David Byrne (Talking heads) y su posterior “papel” en la película.
La película es buena, el papel y personaje de Sean Penn es genial y no resulta cómico (a pesar de lo fácil que lo tiene) sino dramático, su marketing engaña. Narra la situación personal por la que pasa una estrella europea de la música pop-gótica que se traslada a EEUU ante la muerte de su padre, un judío emigrado y superviviente del holocausto nazi.

MagnetSubtitulos



Le Fée (El hada).
Comedia. Excelente.
Una delicia de película esta comedia francesa con mezcla de teatro de mímica, musical y una pizca de surrealismo. Este cine es difícil de catalogar, pero observad la dos películas que preceden a esta en la lista y a continuación imaginaos todo lo contrario.
Pocos medios y poco presupuesto. Apenas 20 actores. Comedia de humor sencillo, poco estridente ó escandaloso, apoyado en las situaciones pero sobretodo en la interpretación de los actores y que innevitablemente recuerda a las comedias clásicas y muy especialmente a las de su paisano más conocido Jacques Tatí.
Tiene secuencias que deberían ir directas y por la vía rápida al archivo europeo de planos antológicos. La entrada del hospital y el rescate de Fiona es un ejemplo.

Cuenta la historia de un tipo que recibe la visita de una chica que dice ser un hada y le concede tres deseos. Sonido original con subtítulos aunque esto es poco relevante, los diálogos son escasos y justos para seguir la narración.

TorrentSubtitulos