Los títulos en las fotografías no son como los títulos de los libros ya que, salvo excepciones, en las fotografías el título suele leerse incluso después de ver la fotografía. El título complementa a la imagen. Es conveniente tener esto en cuenta para evitar títulos tan bochornosamente obvios como “árbol” a la foto de un árbol, o “rana” a la foto de una rana, para poner eso mejor dejamos en blanco, y que vuele la imaginación.
También hay títulos descriptivos: Prunus persicae (por si no sabes identificar al melocotonero de la foto), cursis: Silueta persa 12EA, vagos: DSC_3451.jpg, despitados: ¿alguien sabe si esto es un melocotonero macho o hembra o es un peretero?.

Excepcionalmente, hay fotos que ya llegan tituladas que, independientemente de que te guste ó no, se tienen que titular así, no hay elección…. Ayer subimos al Tajo de Peñas Blancas a ver la salida de los planetas Júpiter y Venus que prometían mostrarse excepcionalmente juntos (menos de 3º de separación). Cuando ya volvíamos hice una de estas fotos que tiene escrito el título
¿sabrías el porqué del título de la segunda foto antes de leer el último párrafo?.

A refugioA refugio

Estuvimos en el borde del tajo viendo la puesta de sol, pero en cuanto se ocultó aún estando abrigados esta difícil aguntar el viento frío que casi nos obligó a buscar refugio en el ídem. Allí nos dedicamos a curiosear las firmas y dedicatorias de los últimos visitantes en el libro de visitas mientras iban haciendo su aparición dos luceros, Júpiter a la izquierda y Venus a la derecha, mucho antes de que cualquier otra estrella fuese aún visible.
Ya de noche cerrada comenzamos a descender de vuelta al coche por donde habíamos subido parándonos a cada poco a contemplar el paisaje de estrellas que conforme oscurecía era más y más espectacular.

Los ojos de la viboraLos ojos de la vibora

Evidentemente esta segunda foto debía llamarse Los ojos de la víbora por dos motivos: el camino de acceso al Tajo se realizada a través de un valle llamado barranco de la Víbora (son las siluetas de los montes que aparecen en la imagen) y al juego de los dados cuando aparecen dos pitos (dos unos, Júpiter y Venus) se le llama “ojos de serpiente“, así es que el nombre de la foto estaba ya escrito mucho antes incluso de que hiciera la foto.
Luego mientras seguíamos bajando a oscuras discutíamos sobre si debía llamarse “Ojos de serpiente en el barranco de la víbora” como yo decía o “Los ojos de la víbora” como decía Merche. Le voy a dar la razón, pero solo por ahorrar palabras, que es más corto y todavía no tengo claro cual es más cursi.