El domingo estuvimos estrenando el nuevo flash para la cámara submarina, pero en apnea, más por excusa para mojarse un poco a plena tarde que realmente por hacer grandes fotos, porque si es realmente complicado hacer buenas fotos bajo el agua, así, en general, en apnea, flotando mecido por las olas, rodeado de medusas (y estas si son de las que pican, no como la del otro día), en un agua turbia llena de partículas en suspensión y con las dos manos ocupada en camara y flash es digno de un concurso televisivo.

     
  Medusas VIII  
  Medusas VIII  

Entre lo que tarda y le cuesta a la cámara enfocar a una medusa movida por las olas y el momento en que se produce el disparo el bicho entra y sale del foco como 4 veces. Para colmo como las medusas suelen moverse en superficie, el flash (una antorcha sobre la mano izquierda) se sale fuera del agua al acercate a ellas con lo cual casi inutiliza el flash.Así que acabé manejando la cámara cogida del revés de tal manera que el flash iluminase a las medusas desde abajo, algo poco ortodoxo pero que con animales quasi transparentes se aprecia poco. Aquí podeis ver 9 fotografías de las medusas de Isla Plana.


El flash es un modelo ecónomico (130 euros) de marca desconocida que vende Casco Antiguo. Tiene un número guía de 21 y 4 potencias de salida (100%,50%,25%,10%). Esto es fundamental si tenemos en cuenta que diafragma de la Canon S95 se queda f:8 y trabajamos con ISO 80 acaba resultando obligado y norma el uso de fracciones de 1/2, 1/3 de la potencia máxima del flash.

     
  Medusas II  
  Medusas II  

El mayor problema no corresponde al flash propiamente sino al dispositivo de montaje: una regleta y el brazo articulado que dejan el flash muy alto sobre eje del objetivo.
Si bien el brazo articulado permite fácilmente dirigir y flexionar el flash cómodamente, la distancia mínima entre el punto de disparo y el eje del objetivo no baja de 20-25 ctms. Esto en tierra sería casi una tontería, pero al hacer macro en una pared llena de algas es fácil que el el flash quede “sepultado” entre la vegetación en el momento del disparo, tapado por un saliente de la roca ó simplemente proyecte la sombra de la carcasa sobre el sujeto.
Por suerte el brazo articulado se monta/desmonta con comodidad y rapidez con lo que en casos de necesidad podemos moverlo fácilmente junto a la cámara ó solicitar un improvisado ayudante de fotógrafo.

Dispone de 5 preajustes para la sincronización con diferentes modelos de cámaras mediante una manguerita de fibra óptica, 4 pilas AA que a plena carga dan para 200 disparos y un tiempo de ciclado 7 segundos (juraría que mucho menos en un par de pruebas que hice a máxima potencia). Aguanta hasta 55 mts.