Nikon D7000

Alguna ventaja debía tener que muriese mi antigua Nikon D70 a pocos días de mi cumpleaños, aunque sea por aliviar la conciencia, pero poco después de dar por muerta mi anterior digital ya me encuentro felizmente estrenando mi nueva Nikon D7000. Comento mis primera impresiones, pros/contras y especialmente comparados con la D70.


Inconvenientes

El peso: Es un inconveniente relativo. Es una cámara pesada a muy pesada, de las que acapara recuerdos paterno-filiales cuando cargas con ella en la mochila de viaje en verano. Por supuesto queda descartada la opción de colgarla al cuello. Ahora bien, personalmente a la hora de hacer fotos (que no de transportarla) resultan más cómodas y fáciles de estabilizar las cámaras pesadas, caen mejor en la mano (también es cierto que pensando en el inminente viaje a las islas Galápagos he montado en la cámara una empuñadura extra de baterías MB-D11 -en la foto de arriba, toda la base de la cámara- que aumenta bastante su peso y puesto que recibí ambas al mismo momento ni siquiera he usado la cámara sin este extra de peso).


Los megapixels: La D70 tenía un sensor de 6 Mg, la D7000 de 16Mg: imagen de 4928×3624 pixels, vídeos de 1920x1080x24 pixels. Así que el otro día salí a estrenarla en un timelapse al monte y me volví a casa con 16Gb de fotografías en apenas 5 horas que estuve fuera.
Alguno dirá que “burro grande, ande o no ande” y esto es, de nuevo, relativamente cierto: ¿donde y como ves tus fotos habitualmente? ¿en monitores de 1280px ó televisores de 1080px? ¿cuantas impresiones fotográficas en A4/A3 has hecho en los últimos 10 años? ¿cuantos DVD extras vas a tener que comprar para la misma cantidad de fotos? Resulta absurdo valorar más una cámara por lo que pudiera llegar a ser y en cambio pasando por alto lo que es.

Obviamente la mayor superficie de imagen permite marginar, recortar y, en general, “jugar” con la imagen de forma más cómoda, pero creo que esta carrera por tener una cámara con más y más megapixels quedó desquiciada muchos megapixels atrás y carece de sentido (al menos en el ámbito no-profesional).

Original y recorte al 100%Original y recorte al 100%

Las baterías: Una decisión puramente comercial la de cambiar, no ya la batería (que es idéntica) sino la conexión batería-cámara para imposibilitar la re-utilización de las baterías antiguas, cargadores, etc…
Si se ponen a cambiar la fuente de energía podrían haberla aumentado de capacidad ya que el consumo de D7000 (display más grande, más velocidad de ráfagas y el nuevo Liveview) es sustancialmente más elevado que D70. Creo que el battery grid voy a rentabilizarlo pronto y me temo que más que una opción se una obligación en esta cámara.

La interfaz: La gigantesca cantidad de menúes de configuración/personalización de la cámara y los botones/palancas/ruedas de manejo en el cuerpo aturden al más friki de los fotógrafos. Multitud de displays informativos diferentes, varios sistemas de autofoco (2×4 en modo clásico y 2×4 en modo Liveview), una solapa de efectos especiales, un sistema de edición de vídeo, un intervalómetro, un nivel electrónico para situar la cámara en la horizontal, … at infinitum (aquí convendría recordar que una fotografía es una combinación de velocidad de obturación y diafragma.punto). Es brutal la cantidad de opciones, posibilidades, alternativas, combinaciones y botones programables de que dispone la D7000. Afortunadamente, y en vista de que no soy el único que piensa así, han incorporado la opción de personalizar partes de menú del display así como de algunos de los botones del cuerpo para asignarles funciones a nuestro capricho, por este mismo motivo, la interfaz la incluyo en la sección ventajas de más abajo.

LiveView es el modo en el cual la pantalla del respaldo muestra la imagen del objetivo, girando una palanca levantamos el espejo y vemos en pantalla lo que antes veíamos en el visor (que se inutiliza temporalmente). Es una de esas opciones que he echado tantas veces en falta y he envidiado de las compactas de 100 euros cuando me tenía que tirar al suelo para encuadrar una orquídea contra el cielo y literalmente no me cabía la cabeza detrás de la cámara. Ahora Liveview facilita esta tarea, pero … sabe a poco. Es un modo opcional para fotografía y es el visor para los vídeos. En el primer caso se echa (muy) a faltar la posibilidad de extraer-orientar la pantalla (tipo G11 u otras compactas) para rematar finamente la tarea de dar acceso al ojo allí donde no nos llega la cabeza. Para la grabación en cambio se echa en falta la posibilidad de usar el visor clásico, especialmente cuando la luz ambiente es muy alta ó estamos tratando de grabar algún detalle macro.


Ventajas

Pues todo lo demás. Destaco las más llamativas en comparación con D70.

ISO: En la anterior Nikon D70 el ISO era inutilizable por encima de 400. Unos niveles de ruido espantosos te quitaban las ganas de hacer fotos a oscuras. Nikon D7000 mejora esto mucho-muchísimo, afortunadamente. Dispone de un rango de ISO 100-6400 y un “modo forzado” lo estira hasta ISO 25600, pero con unos niveles de ruido sin punto de comparación. Ahora las ISO elevadas, incluso muy elevadas, son verdaderamente útiles. Las pruebas que hize a 6400 se me antojan con mucho mejores resultados que los ISO400 de la D70. Excelentes.

Disparo: Me gusta la nueva configuración en forma de rueda para moverte entre modos de disparo: sencillo, ráfaga lenta, ráfaga rápida, silencioso, temporizador, infrarrojos y espejo arriba. Es bastante completa. El modo “silencioso” no es silencioso sino que produce un ruido menos “eléctrico y chirriante“, más mecánico, pero desde luego los pájaros lo oyen igual. En cambio el modo ráfaga rápida si es por fin “rápida”. El modo espejo arriba que también es una novedad con respecto a la D70 permite minimizar las vibraciones de cámara en tomas delicadas. Idealmente para usar con cable, pero sino disponemos de dicho cable también podemos usar la opción “Espejo arriba” dentro del modo de disparo por infrarrojos ó simplemente esperar 30 seg después de disparar a mano y levantarse el espejo.

Espalda D7000Espalda D7000

Intervalómetro: Dos puntos por la incorporación de intervalómetro con el que generar timelapses fácilmente incluso programando la posibilidad de tomar más de 1 foto en cada intervalo. Ya puedo recuperar mi placa Arduino que tenía secuestrada con el intervalómetro de la D70.

Flash: por fin un flash integrado, configurable y con más opciones que “ojos rojos”. Dispone de múltiples opciones incluido múltiples disparos en un fotograma (estroboscópico) en los que se le indica potencia, velocidad, etc… Dispone de control de potencia manual desde Máxima potencia pasando por 1/2, 1/3, 1/16… así hasta 1/100! Ideal para alta velocidad o simplemente para disparar otros flashes esclavos con mínimo consumo de energía. Dispone de control de velocidad de sincronización de flash y cámara. Vaya, lo que se espera (o debería esperarse) de un flash.

Objetivos sin CPU: fantástico, estoy encantado con esta opción. Para los que todavía usamos los viejos Nikkor manuales, este menú permite predefinir una serie de viejos objetivos manuales, su diafragma y su longitud focal de tal manera que al conectarlos veamos por el visor el f-step que estamos usando sin tener que apartar la vista ó andar “contando pasos” mentalmente. De este modo puedo conectar el micro-nikkor 55mm, seleccionarlo de la lista, y ver a través del visor que diafragma está activo sin perder la araña de vista y sin que el objetivo posea electrónica alguna.
En general las pruebas que he podido hacer con objetivos manuales, con tubos de extensión, invertidos y demás la cámara funciona perfectamente y ni siquiera tienes la sensación de estar haciendo algo erróneo y peligroso como con la D70 en que un ERR parpadeaba constantemente cuando se montaba un objetivo sin CPU.

     
  Nikon D7000 + micro-Nikkor 55 invertido + tubo extensión + 2 flashes  
  Nikon D7000 + micro-Nikkor 55 invertido + tubo extensión + 2 flashes  

Modos de autofoco, no soy usuario de autofoco. Quizás en acontecimientos sociales en los que la cabeza está “en otras cosas” pero en general me inoportuna más que ayuda al realizar fotos, pero esto no quita para que reconozca que el sistema de autofocos está muy logrado y completo. Dispone de dos modos de motorización: simple-continuo. Usado a través del visor dispone de autofoco sobre una zona puntual ampliable gradualmente a área, autofoco 3D y automático.
En modo LiveView dispone ademas de las dos motorizaciones el reconocimiento facial, panorámico, puntual y un divertido rastreador que permite indicar a la cámara un elemento en el visor sobre el que realizar un seguimiento activo para mantener el foco sobre él según se mueve por la pantalla.

Personalización: Otra de las opciones que más me ha gustado es la enorme posibilidades de adaptar botones, funciones y menúes a tu gusto. Varios de los botones del cuerpo son “programables” y buena parte del menú se puede mover, quitar ó incorporar, de tal manera que tenemos bastante flexibilidad hasta dejar la cámara a nuestro capricho

Ergonomía: como decía la cámara pesa pero pesa bien. Tiene buen agarre, más cómodo, no tan rendodita. Se siente sólida y robusta. En principio el diseño, con el costado izquierdo como cortado limpiamente en vertical resulta extraño, pero cuando te acostumbras a posar la cámara de su costado izquierdo y con el apoyo del objetivo contra la mesa se entiende como una buena decisión buscando la estabilidad que no tenía hasta ahora en otras “poses“.

Limpieza del sensor: todavía no lo he probado, claro, pero tranquiliza saber que dispone de una opción que me dio más de un quebradero de cabeza en la anterior D70.

Doble tarjeta de memoria: En principio me mosqueó no poder reutilizar las tarjetas de memoria de la anterior D70, las atípicas Compact Flash. La nueva D7000 dispone de dos ranuras para montar las mucho más vulgares tarjetas SDHC, usados y admitidos por un montón de diferentes dispositivos. Así es que, si bien me ha tocado comprar tarjetas nuevas en el fondo resulta(rá) más barato (son tarjetas más comunes y comercializadas) y cómodo: si mañana se joroba una de ellas siempre puedo intercambiarla por la de otra cámara ó incluso por la del GPS. Que la cámara disponga de dos ranuras es también, además de aportar cierta seguridad, cómodo ya que puedo quitar una tarjeta y mientras la descargo seguir haciendo fotos con la otra.

Precio: no es una cámara barata, 845 euros solamente el cuerpo en Redcoon, pero si es muy buen precio dadas las prestaciones, y todavía más si tenemos en cuenta que la anterior D70 me costó 1050 € hace 8 años.