Wrath of the titans (Furia de titanes)
Acción, fantasía. Buena.
Creo que esta es la segunda parte, pero no estoy seguro, no he visto la anterior. En cualquier caso, sea o no una continuación se sigue el hilo perfectamente.

Una película de acción basada en (otra vez) los mitos griegos, concretamente en el personaje de Perseo cogiendo algo de aquí y de allá, reinventando otro generoso puñado de cosa y tan felices. Perfecto, no seré yo quien acuda al cine a ver estas películas con intención de enterarme fielmente de los entresijos de la mitología griega. Si este es también su caso, estupendo porque podrá ver una película animada, con buenos efectos especiales, buen ritmo y sin grandes pretensiones académicas. Perfecta para pasar un buen rato.
Como ya conté en la anterior Los Inmortales no me gusta esta estética tenebrosa, oscura y tétrica aplicada a unas fábulas que crecieron y se narraron a orillas del mediterráneo, de casas encaladas de blanco, luz, plantas aromáticas y veranos permanentes. No, para nada es la imagen de la mitología que yo tengo en mente.
Me toca la moral también de especial manera también la vulgarización y el medio-peo en que convierten a (nada más y nada menos) que Zeus, sinónimo de Dios, de Sol, padre todo lo que habita la tierra… el DIOS por antonomasia aparece aquí en un decrépito Liam Nelson (coño, que lo vimos hace cuatro días que se lo estaba comiendo un perro) y convertido ahora en poco más que un vejete barbudo y enclenque con un palo que echa chispas. Por Zeus! O al acojonante Hades, personificación misma del mal, de las tinieblas y la noche, cuyo nombre bastaba para referirse al mismísimo infierno y que aparece aquí en un sosísimo Ralph Fiennes al que solo le falta decir: “Mi mamá dice que el infierno es como una caja de bombones!“.
MagnetSubtítulos

Los mercenarios (the expendables)
Acción, lucha. Muy mala.
Este película tiene ya 1-2 años. Cuando la estrenaron mi primera impresión fue “una del Estalone dando tortas, ni gratis!“. Pero llega la segunda parte (en cartel actualmente) y empiezan a hablar de si parodia autoreferente, de si ironía sarcátisca del cine de acción más grotescamente macarra, de si vivero de esteroides/m² digno del guinness.
-”Quizás la prejuzgué mal!
me digo,
-”Una de mamporros hecha deliberadamente mamporrera puede ser divertida!“.

Para nada, mal hecho, la primera impresión fue la buena. Ignoro si la segunda parte es tangencialmente distinta (comprenderá ni nulo interés por averigüarlo), pero esta es una burda y simple película de mamporros, y de las malas. Aún siendo muy generosos y considerando que en sí misma una película se convierte en parodia por el simple hecho de contar con Silvester Stallone en el casting, aún ni por esas se debería salvar esta película de la quema el día que llegue la revolución social de San Gordillo.
Mala y aburrida ¿como será que los mejores actores son los musculitos?.

BattleShip
Acción, aventura. Muy mala.
Otra en la linea de la anterior excepto que esta sí que la bajé, con pleno conocimiento y por puro entretenimiento, dos cuestiones de las que la película está muy necesitadísima.
Efectos especiales, situaciones ridículas, honor masculino, orgullo paternal, fidelidad femenina, patriotismo naviero y merchandising paramilitar: junte usted todo eso, ponga a Liam Neeson en un papel secundario (que manía tiene este hombre con inmolarse en público y demostrar que todavía puede interpretar una película más mala que la anterior, pero es digno de psicoanálisis) y le sale este erupto de 90 minutos.
De la película decían que estaba inspirada en el juego de mesa de “hundir la flota“, supongo que lo dijo el mismo astuto lince que decía que Gallardón era el ala progre del PP, vamos un verdadero lumbreras. Si la película hace algún homenaje es al cine de la peor estopa, simplón y patriótico dedicado al reclutamiento militar de adolescentes del tio Sam y creo que ni lo consigue.

Los vengadores
Acción, fantasía. Buena.
La película está bien. Teniendo en cuenta que estas historias de multi-protagonistas suelen no funcionar por el batiburrillo de estrellas tratando de chupar cámara ó bien porque resulta siendo un pobre diablo de tercera división el aguanta el peso del guión, el caso es que en esta ocasión el conjunto está equilibrado y la cinta tiene la trepidante acción que uno espera. El guión pues es lo que tiene, una retaila de efectos acojonante, máquinas imposibles y hostias interestelares. Poco más que contar.
Bueno sí, resulta curioso que todos los superhéroes que aparecen hayan tenido su propia película anterior en la que presentar formalmente sus habilidades sobrehumanas, todos excepto uno, el interpretado por Scarlet Johansson, es como que su superpoderes no necesitan mucha presentación (curiosamente esta mujer interpreta para mi gusto una de las mejores e innesperadas escenas de la película en las que además hay poca acción. No vá con segundas, me refiero al interrogatorio al malo).
Magnet



Luces rojas
Thriller, intriga. Buena.
La segunda película del director de Buried (Enterrado vivo) con producción nacional y estrellas de Hollywood (Sigourney weaver y Robert de Niro) pudiera dar la impresión que dirigir una película es algo simple y al alcance de cualquiera, el director, Rodrigo Cortés parece hacerlo fácil y que le cuesta poco. Su películas son tan efectivas como poco pretenciosas, sus cintas no van a rescatar el arte cinematográfico de las garras de la vulgaridad pero no te aburren hasta la nausea con parábolas existenciales sobre el devenir del hombre. Que no es poco.
Se nota la experiencia del director en la dirección de spot publicitarios y comerciales.
Luces rojas está bien dirigida, montada y realizada. Es una historia ligera que sin compromiso ninguno y sin profundizar absolutamente nada narra la historia entre dos científicos dedicados a destapar supuestos poderes paranormales y su enfrentamiento con el más famoso de los psíquicos del momento (Robert de Niro). Está bien llevada y, como decía, no aburre. Sí que se hecha en falta un guión más elaborado, más documentado con más chicha.
Magnet

Men in black (back in time)
Aventuras, ficción. Buena.
La película está bien hecha y realizada. Buenos efectos especiales, bromas raciales y ese chorreo adolescente que tiene casi toda película interpretada por Will Smith (el tipo debe andar ya por los 50 ¿no?). No aburre y se puede ver, pero desde luego ha perdido el 90% de la fuerza que le daban los gags de extraños alienígenas presentes en el lugar más insospechado que tenían los dos primeros episodios. O le dan un vuelco considerable al guión o la saga está muerta.
En este episodio además se meten en el siempre cómodo berenjenal de los viajes en el tiempo con un protagonista que viaja al pasado a los 60-70 para salvar a su amigo (y al planeta de paso). Y digo cómodo porque el berenjenal que se lía en estas situaciones es de tal calibre que uno acaba deseando que el protagonista acaba matando a su padre, a su madre y a su tía abuela para así dejar de existir y no tener que matarlos.
Una película para pasar el rato incluso en familia.
Torrent