Hércules
Acción, aventuras. Buena.

Mira tu por donde, esta es de esas películas que te bajas sin muchas pretensiones, para pasar el rato y te acaban gustando bastante.
La película narra la andanzas de un legendario Hércules convertido en mercenario junto con un pequeño grupo de combatientes más o menos célebres también de la mitología griega y que andan buscándose la vida combatiendo aquí y allá a cambio de dinero y riquezas al tiempo que explotan en su propio beneficio la leyenda del temible Hércules.
La película es muy amena y tiene muy buen ritmo, tiene un argumento entretenido pero sobretodo plantea la historia griega de este hijo de Zeus justo al revés de como viene siendo habitual en el cine, humanizando a los mitos en lugar de endiosarlos, con lo que tanto el personaje como su historia ganan en credibilidad y en cercanía.


Todos están muertos
Drama, realista. Buena.

A la película le falta gancho para atrae al público a verla, porque si no eres fans incondicional de Elena Anaya pues difícilmente te va resultar atractivo el póster de un chica con cara de infinita pena sobre un título acerca de unos muertos. Si consigues badear con éxito la campaña de distribución y marketing podrás ver una película más interesante de lo que parece.
Tiene un inicio flojo pero la historia va enganchando y se hace más interesante con forme avanza.
Algunos guiños a la música de los ochenta pero lo justo para explicar el guión, no es ni remotamente un homenaje o algo similar.




Quién mató a bambi
Comedia, acción. Buena.

Comedia de enredo casi de manual sin muchas más pretensiones que pasar una buen rato y lo consigue con algunas escenas realmente divertidas. Tuvo que competir en cartelera con Ocho apellidos vascos y perdió, con lo que se viene a demostrar una vez más que el éxito en taquilla de una película esta dirigido por cuestiones ajenas al hecho cinematográfico.
Por lo demás la película se ve fácilmente y se hace corta. Solo me resulta incomprensible una cosa: esperen a verla hasta el final a ver si ustedes entienden porqué se llama así, yo soy incapaz de entenderlo.


Ted
Comedia, fantástica. Muy buena.

Si te dicen que el director de la película es el de la serie de dibujos “Padre de familia” pues ya te puedes hacer una idea del “tono” de la película, a ratos faltón, grosero e irreverente, claramente dirigido a un público adolescente que enseguida califica todo lo que consume de políticamente incorrecto como si fuese la bandera de la revolución francesa. Cuenta la historia de un tipo y su ojo de peluche vivo en clave de comedia cafre con diálogos tronchantes y un guión normalito pero que ha sabido traducir y adaptar con acierto para el público en España.
Aunque la película es de 2012 se ve perfectamente 2 años más tarde y por lo que he podido leer tendrá secuela este próximo año 2015.


Lucy
Acción, ficción. Mala.

Que el mismo director (Luc besson) que hizo “Leon, el profesional” haga esta película debería estudiarse en las escuelas de medicina, concretamente en la planta de geriatría.
Menudo petardo de película. Hay que ser muy fan de Scarlett Johansson para ver esta película, ni te cuento para pagar por verla.
No tengo claro si hace un guiño a la película de “El cortador de césped” (1992) o simplemente es un sablazo en toda regla. Típica pelicula de productora cinematográfica con ganas de ganar un pastón sin mover un dedo: cogemos un coreógrafo de artes marciales, ponemos a la maciza y al buenazo de Morgan Freeman y cobrar en taquilla…
Sr.Besson se ha pasado usted siete pueblos.


El amanecer del planeta de los Simios
Ficción, aventuras. Mala, aburrida.

Por favor, el filón de El Planeta de los Simios no da para más secuelas, precuelas, making-of… ni para un trailer. Esta película ya carece de argumentos, está ambientada en ninguna parte y en ningún momento y prácticamente no cuenta nada que no sepamos. Es un simple espectáculo de fuegos artificiales increíbles, porque vamos a ver ¿que hacen tres mil chimpancés viviendo en un bosque de coníferas del norte de Europa? Y mejor todavía… ¿como coño hacen para desplazarse en lianas por entre los pinos? (las cuestiones científico-evolutivas sobre la capacidad de hablar de un mono en cuestión de semanas mejor ni las nombramos).
Más que película para matar el rato diría que pretende asesinar el rato.



Drácula, la leyenda jamás contada
Fantasía, ficción. Buena, pasable.

¿Os acordáis cuando las películas de vampiros y hombres-lobo daban miedo? Que tiempos, ¿verdad?
Hubo un tiempo en que cuando echaban una en la tele había que buscar mil excusas para no verla, para levantarte a mear justo en ese momento de la peli o conseguir una manta suficientemente grande como para taparte hasta la coronilla. Yo recuerdo algunas casi traumatizado.
En cambio ahora los chavales se piden ser drácula, vampiro, hombre-lobo… Son superhéroes y mueren a puñaos, ya hace mucho que dejaron de ser inmortales.
Esta nueva versión de Drácula trata de recuperar algo el trasfondo históricomitológico de la leyenda del conde Drácula, pero ni consigue ni persigue recuperar el miedo al monstruo del cine clásico. Drácula sigue siendo el protagonista (no el antagonista) y el guapo al que todos envidian por sus mega-poderes. Eso sí, sin llegar a la cursilería prepuber de Crepúsculo.S.A.
Se puede ver.