¿Que tienen en común este artículo de LAVANGUARDIA, este de 20MINUTOS, este de ELPAIS, este de CADENASER, este de ABC (sigue…), es fácil: ninguno respeta la licencia de una fotografía de la que soy autor.

Charco azulCharco azul

Y es muy fácil. Todo el material gráfico y escrito del que soy autor está publicado bajo licencia Creative Commons que pueden ver y consultar al pie de esta página, banner negro. Está publicado también en la galería de fotos|vídeos|panorámicas, en mis páginas de Flickr y de Youtube, y en todas partes en las que publico material pone lo mismo: puedes usarlo siempre y cuando digas que soy el autor (un link a mi blog sería un detalle) y lo distribuyas en condiciones similar sin obtener beneficio económico.
El primer aspecto lo respetan algunos, no todos, las dos condiciones siguientes no las respeta ninguno. Todos obtienen beneficio económico de la publicación de mi fotografía y ninguno la publica en condiciones similares. Ninguno ha contactado conmigo para la publicación de la fotografía, no te digo ya para pagar sino siquiera para decir “gracias“.


Licencias Creative Commons

El proyecto/idea/licencia/filosofía Creative commons nació hace ya bastantes años de la mano de internet para dar acogida a un sentimiento tan simple como revolucionario: ¿como es posible que no exista una licencia de copyright bajo la cual yo puede publicar mi trabajo autorizando expresamente el uso de esta obra por terceras personas bajo determinadas condiciones?
¿qué condiciones? como os podéis imaginar hay multitud de variantes y combinaciones pero podríamos resumir estas condiciones en tres aspectos a los cuales el autor de la obra debe responder SI/NO en el momento de definir la licencia CC con la que publica su trabajo:

  • Autoría : ¿debe la persona que use tu trabajo reconocer siempre que tu eres el autor de la obra que use ó no hace falta?.
  • Compartir igual (el probablemente este sea el aspecto fundamental de las licencias CC): ¿debe la persona que use tu obra publicar su obra con la misma licencia con la que tu publicaste la tuya o puede hacerlo bajo otra licencia distinta?.
  • Uso comercial (este es probablemente el aspecto más conflictivo): ¿Puede la persona que use tu obra ganar dinero con su obra?

Así por ejemplo cuando publiquemos un artículo de texto, el código de un programa, una fotografía, un vídeo o una composición musical podremos hacerlo bajo licencia Creative Commons del tipo: autoría/compartir igual/no comercial ó bien licencia CC no autoría/no compartir igual/comercial que podríamos resumir en un “haz lo que quieras con esto“.
Podéis consultar con detalle todo esto en la página oficial del proyecto Creative Commons.

Por ejemplo, cuando publicamos una fotografía en Flickr ó un vídeo en Youtube podemos especificar bajo que licencia lo publicamos para informar a quienes quieran hacer uso de nuestro trabajo.


El problema

El problema es que la mayor parte de los usuarios confunden licencia Creative Commons con la licencia puedes-hacer-lo-que-te-de-la-gana o bien se piensan que publicar tu trabajo bajo de licencias Creative Commons equivale a renunciar a cobrar por tu trabajo. Aclarémoslo un poco:

  • Las obras fruto de tu trabajo son siempre tuyas, tu eres el autor y puedes hacer con ellas lo que quieras (y la ley te permita). Puedes venderlas o regalarlas (yo aconsejo lo primero).
  • En el momento de exhibirlas públicamente, como autor que eres, puedes hacerlo bajo la licencia que consideres oportuna, Restrictiva (Prohibido el uso total o parcial de la obra sin autorización expresa del autor) o Permisiva (CC con condiciones)
  • Aún después de hacer todo esto puedes seguir vendiéndola y sigues siendo el autor. La autoría no se extingue o desaparece como máximo puedes autorizar bajo determinadas licencias a no especificar quién es el autor original.

Personalmente me he encontrado con todo tipo de situaciones, las más comunes son:

  • lo-que-hay-en-internet-es-de-todos, así como grito revolucionario de parvulario puede tener su gracia, pero no pasa de ahí ni aguanta una discusión básica. La mayor parte de las veces es debido a desconocimiento y falta de información. Como en aquella ocasión en un bar de La Restinga, El Hierro.
    Suelo hacer la vista gorda, a lo sumo recordarles que “no, que esté en internet no es sinonimo de gratis.
  • Calendario publicado por Ayunt. Hoyo del Manzanares con un montón de mis fotosCalendario publicado por Ayunt. Hoyo del Manzanares con un montón de mis fotos
  • Organismos/Servicios públicos, Universidad y Ayuntamiento son probablemente los representantes más “ilustres” del servicio público y como tal no tengo problemas en que usen mi trabajo para desarrollar el suyo sin que haya beneficio económico.
    Es un “colectivo” de usuarios de licencias CC que ha crecido bastante en los últimos años. Estudiantes y funcionarios han descubierto el filón oculto detrás de las licencias CC y las herramientas para buscar material fotográfico que pueden usar libremente (y costes nulos) si reúnen una serie de condiciones que ya suele reunir como servicio público que son (no comercial, compartir igual).
    Además suelen estar encantados con la posibilidad de acceder a un material que antes les costaba un dinerillo (en plena temporada de recortes presupuestarios) y que ahora se ahorran, con lo que suelen ser agradecidos a la hora de pagar en especias con forma de libros, revistas, calendarios, pegatinas, etc…
  • ONGs y otras organizaciones, al igual que el caso anterior aunque no sean servicios públicos realizan un servicio público. Hace ya bastantes años que colaboro con Gnu-Linux/KDE o con material fotográfico a la Wikipedia (Wikimedia commons) donde de vez en cuando subo alguna imagen, cada vez menos (es casi imposible ya encontrar algún objeto/lugar que no esté documentado gráficamente)
  • Empresas comerciales, que no se enteran o no se quieren enterar (más bien lo último), igual me da. En este aspecto soy inflexible: o pagas o quitas la foto.
    Son lo peor, el ejemplo viviente de gorrón con muchas leyes. Empresas, con prensa/TV a la cabeza, que son terriblemente inflexibles con SU material y su copyright pero enormemente comprensibles, dialogantes y buen-rollistas con el copyright de los demás. Prueben sino a colgar un vídeo de un partido de fútbol.
    No contactan con el autor, no respetar ningún aspecto de la licencia Creative Commons (si tienes suerte podrán tu nombre). Por supuesto el artículo que ellos publican con tus fotos es de ellos, el dinero que ganan con la publicidad impresa en la página o con las suscripciones también.

Por supuesto dicho esto ustedes harán y deben hacer lo que les de la gana, publicar su trabajo bajo copyright clásico (Prohibido su uso total o parcial) ó compartirlo. Yo les invitaría a hacer lo segundo, a perder ese miedo innecesario y ridículo a “que me roben mi trabajo” y compartir su esfuerzo con quien haga lo mismo, animando los demás a hacer lo propio e integrarse así en un colectivo mucho más enriquecido y diverso por las aportaciones de todos y mucho más relajado que aquel otro nada más pendiente de si se ha dejado el cajón abierto o cerrado.

Actualizacion 11/Septiembre
La redacción de 20minutos respondió el mismo día y el asunto está zanjado y en proceso de pago. La redacción de EL PAIS respondió al día siguiente y el asunto se está negociando con un tercero, ESCAPADARURAL.COM que son los que “vendieron” la foto a ELPAIS. ESCAPADARURAL.COM tampoco tiene autorización para publicar la fotografía y mucho menos para venderla a terceros.
Actualmente estoy a la espera de que den señales de vida ESCAPADARURAL, LAVANGUARDIA, CADENASERVIAJES y ABC.