Sábado, 19 de agosto de 2017 (Hace más de 2 semanas)

Ahora que tantos se indignan con las fotos escabrosas de Barcelona es buen momento para enseñaros algunas de las últimas premiadas en el World Press Photo.

Olivier Laban-Mattei. Morgue, Haiti 2010.Olivier Laban-Mattei. Morgue, Haiti 2010.

No, no estoy reclamando publicar fotos truculentas ni dejar de hacerlo (haced lo que queráis, yo las voy a ocultar siempre), lo que estoy reclamando es igualdad en el trato, que un muerto valga lo mismo independientemente de donde esté hecha la foto. Si la foto de un niño destripado en Bangladesh merece un premio y es informativa también lo ha de ser la de un niño destripado en las ramblas de Barcelona, o acaso los de Bangladesh no tienen el mismo derecho a informarse de lo que pasa en Barcelona.

Por eso no puedo estar de acuerdo con JC Monedero. Si efectivamente, como el aduce (y tiene razón), publicar fotos de los muertos en un atentado es hacerles gratis la campaña publicitaria a ISIS, también le harán campaña a ISIS los Sirios muertos cruzando el Mediterráneo, no únicamente los catalanes muertos en las ramblas o los parisinos de una discoteca. Pero que la foto del pequeño Aylan sea información gráfica de denuncia social y política y la foto del pequeño Joaquín un morbo innecesario y contraproducente… pues me cuesta mucho no ver un clasismo racista.

No puedo evitar cierta sonrisa cínica de imaginar la exposición del World Press Photo de este año en las calles de Barcelona, llena a rebosar de gente aplaudiendo la calidad artística de la cara descompuesta por el dolor de ese padre sirio con su hijo en brazos.

Manu Brabo. Aleppo (Siria) 3/10/2012.Manu Brabo. Aleppo (Siria) 3/10/2012.

Martes, 15 de agosto de 2017 (Hace más de 2 semanas)

Será deformación de fotógrafo, no lo niego, pero desde que compré la primera cámara de fototrampeo y vi las primeras fotos que estaba con el “run-run” de probar a cambiarle la luz infrarroja y sacarla fuera del cuerpo de la cámara.
Hace unos meses me junté con un par de cámaras por casa y decidí probar a “hackear” dos de mis Acorn LTL 5210.

El hackeo dura apenas una hora, es muy sencillo y está al alcance de cualquiera con mínimas destrezas/conocimientos electrónicas. Unicamente es necesario un soldador de estaño, estaño, cinta aislante y un cable de 3 ó más “patas” (cable USB de un viejo ratón es ideal). Básicamente en lo que consiste es en desmontar la parrilla de leds de la cámara y volverlos a conectar a ella interponiendo un cable de 0.3/1.5 metros (a gusto del consumidor). Con ya esto podríamos alejar la fuente de luz del objetivo de la cámara y obtendríamos algunas muy buenas ventajas y algunos inconvenientes, tu decides si te compensa:

Sigue leyendo…

Viernes, 4 de agosto de 2017 (Hace más de 1 mes)

Me subí ayer a tomar una secuencia del atardecer para un timelapse.
No ha sido tan espectacular como esperaba (o deseaba) pero ha estado bien observando a los vencejos reales que a esas alturas pasan muy cerca del suelo y un Águila culebrera que lleva casi dos semanas rondando la zona. En los últimos fotogramas se han colado en el plano dos muflones de Córcega (una hembra con su cría) pero apenas son perceptibles ya con el sol puesto todo el monte quedaba en sombras.

     
  Siluetas (fotograma de secuencia)  
  Siluetas (fotograma de secuencia)  

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons