Martes, 3 de noviembre de 2015

Estas son algunas de las últimas películas que hemos visto, algunas incluso las hemos visto hasta el final.

No Way Jose
Aburridérrima.

Hacía tiempo, mucho tiempo, que una película no me aburría de esta manera. La descargué porque no había oído/visto nada acerca de ella, por pura curiosidad ante el desinterés comercial de la película. No se muy bien de que va.
Empieza con el decadente concierto de un grupo de grunchies tocando pop en el cumpleaños de un niño y continua con el diálogo existencial del protagonista con su novia… y hasta ahí puedo contar. A los 20 minutos de charla existencial insulsa, aburrida, ñoña, hueca, ridícula y pretenciosa empezaron las taquicardias, las preguntas existenciales saltaron del televisión a mi salón y empecé a preguntarme ¿que hago viendo estos dos hablar? ¿salto ya por la ventana o me vuelvo a los anuncios de televisión?. Como vivo en una planta baja opté por lo segundo que es más doloroso pero no tanto como seguir viendo esta película.
Si alguien la termina de ver que no deje de contarla, tengo curiosidad por saber si ella sale por fin de cuarto de baño.

«« Descargas »»


Transilvania, el imperio prohibido
Aventuras. Muy buena.
Tras este engañoso título de cinta de porno amateur se esconde una muy entretenida e interesante película rusa de aventuras y fantasía basada en un cuento de Nikolai Gogol.
Con un aire de cuento de hadas infantil (no da especialmente miedo, pero probablemente sea un +11/13 años) narra los sucesos en una remota aldea aislada del mundo e inmersa en un mundo oscuro de miedo y religión a la que llega un excéntrico cartógrafo y aventurero dispuesto a desvelar las fronteras de la vieja Europa y al que se le requiere ayuda para descifrar una serie de extraños acontecimientos ocurridos en la aldea.

Buenos efectos especiales, ambientación lúgubre y barroca y una narración y trama distintas al infantil estilo disneyano al que estas historias nos tienen acostumbrados
«« Descargas »»



Sigue leyendo…

Lunes, 7 de junio de 2010

Érase una vez una montaña llena de árboles y pájaros, por cuya falda corría un río limpio y azul como una cinta de seda. Un día llegaron unas máquinas y cortaron muchos árboles. Así que muchos pájaros se fueron a vivir a otros lugares. Las máquinas siguieron cortando árboles, pues decían que había que construir muchas casas para la gente. Y también hospitales y gasolineras, y escuelas y comisarías (etc). Eso decían. Pero muchos pájaros ya no tenían casa. Y se posaban en los tejados, y en los semáforos y lo cagaban todo. Y como había tanta gente, todo se ensuciaba con mucha facilidad.
Y volvieron a cortar más árboles, Sigue leyendo…

Jueves, 1 de octubre de 2009

Érase una vez, hace mucho, muuucho tiempo, existía un fantasma, al que todos llamaban el fantasma rojo, porque llevaba siempre una sábana de color rojo.
Todo el mundo quería mucho al fantasma rojo, porque era un tipo muy divertido…
- Fantasma rojo, fantasma rojo, ¿vendrás esta tarde a mi fiesta? Tienes que venir, que la última vez nos lo pasamos muy bien con las historias y los chistes que nos contaste…
- Uf, no va a poder ser. Ya me he comprometido con ir a otra fiesta. Quizá la próxima vez…
- Sí, seguro, no te olvides. La próxima fiesta tienes que venir a mi casa…

Y así siempre.
Esa tarde cuando llegó a la fiesta, todo el mundo lo esperaba… Sigue leyendo…

Miércoles, 15 de julio de 2009

Érase una vez un pequeño picapinos que volaba de árbol en árbol buscando orugas y otros bichicos para comer. Toctoctoc, toc toc toc… Se oía en todo el bosque, cuando golpeaba con su pico los troncos de los árboles.
– ¡Fuera de aquí! -le gritó un carbonero- … ¡que despiertas a mi familia!
Y el picapinos se marchaba a otro árbol… Toc toc tocotoc….
– Ya está otra vez aquí este follonero -decía un herrerillo- pero, ¿no ves que es muy temprano? Sigue leyendo…

Sábado, 12 de agosto de 2006

El eminente teólogo doctor Thaddeus soñó que estaba muerto y se dirigía al cielo. Sus estudios le habían preparado y no tuvo ninguna dificultad para encontrar el camino. Llamó a la puerta del cielo y se encontró con un escrutinio más meticuloso de lo que esperaba.

-Solicito la admisión -explicó- porque he sido un hombre de bien y he dedicado mi vida a la gloria de Dios.
-¿Hombre? -dijo el portero-. ¿Qué es eso? Y ¿cómo es posible que una criatura tan ridícula como tú haga algo para promover la gloria de nadie?

El doctor Thaddeus se quedó perplejo.

Sigue leyendo…

Lunes, 13 de febrero de 2006

Esta noche, mientras terminaba de colocar unos vasos en el lavavajillas, así como de refilón me pareció ver una sombra que cruzaba la puerta hacia la galería. Rápidamente agarré un trapo para las manos y me asomé. A estas horas la casa está muy tranquila. Mi hija se ha dormido y mi mujer está en su habitación. Mentalmente repaso varias cosas que me han sucedido durante el día, pero sin darle importancia. Me ayuda a relajarme.
En cuanto me vió me miró fijamente, dio dos pasos hacia atrás y salió zumbando. Creo que me asusté yo más que él. El gato maldito. Un escalofrío me recorrió los brazos, la espalda y las piernas. Me dejó helado. Apenas tuve tiempo de apartarme un poco. Oí sus uñas contra la losa.
Sin mucha convicción salí detrás de él. La puerta de la casa estaba abierta. ¿Abierta?. Se ve que al volver de sacar la basura me la dejé abierta. El jardín estaba húmedo y oscuro. La calle fría y solitaria. Siempre impresiona pasear de noche por una calle solitaria, por mucho que la conozcas. Pero no: juraría que dejé la puerta bien cerrada. Es probable que el gato haya olido el aroma de los restos de bacalao en la galería y su hambre le haya hecho perder el miedo. Ahora comprendo por qué entonces he sentido un escalofrío cuando enjuagaba los vasos, y lo siento ahora en la espalda. Y por eso he girado la cabeza bruscamente. Pero no hay nadie…

Más apuntes (3) anteriores en la categoria Cuentos

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons