Martes, 18 de junio de 2013 (Hace más de 2 meses)

Recuerdo vivamente asambleas del PCE, cuando yo pertenecía a las Juventudes Comunistas. Recuerdo también asambleas de IU, con más nitidez todavía. Y uno de los recuerdos que me vienen a la mente es el de la “cuestión de orden”.
Todos sabemos que las izquierdas españolas, presentes también en el seno de IU, han sido y son muy dadas a debatir de lo humano y lo divino. Es fácil imaginar una asamblea en la que un camarada coge la palabra y no la suelta hasta que desde la presidencia le repiten, por decimosegunda vez, que por favor, camarada, otros compañeros y compañeras quieren opinar al respecto de la enmienda segunda, del tercer párrafo, de la página ochenta y seis de la propuesta programática de actuación para las próximas elecciones y tal y cual.
Recuerdo, como si fuera ahora mismo, con más risa que nostalgia, Sigue leyendo…

Domingo, 22 de noviembre de 2009

El pasado sábado volamos a Londres con Ryanair y volvimos el miércoles, en uno de esos llamados “vuelos baratos”. Volvimos sí, pero no con Ryanair, si no con Easyjet, y no salió barato. Ryanair nos robó el vuelo de manera descarada y tuvimos que volver a pagar el billete de vuelta.
Llegamos con el tiempo justo al aeropuerto de Stanted, para facturar las maletas y subir al avión. Cuál no fue nuestra sorpresa al constatar que el “Check in” de las maletas estaba cerrado. Pedimos explicaciones y nos remitieron al servicio de atención al cliente donde una inglesa veinteañera nos vaciló de mala manera, diciéndonos tres excusas diferentes para no dejarnos embarcar: 1) que no habíamos llamado por teléfono para confirmar la hora de embarque (nosotros teníamos la hora de embarque en la hoja de embarque impresa y habíamos llegado a tiempo, muy justo, pero a tiempo); 2) la hora de embarque se había cerrado 10 minutos antes de nosotros llegar al mostrador (¡vaya pordiós, que casualidad!) sin que nadie nos avisara; 3) el avión ya se había ido (mentira, podíamos verlo todavía en pantalla, y sabíamos que le quedaba media hora para salir para España). Fue un robo en toda regla. No tuvimos tiempo ni siquiera de reclamar, pues el vuelo que nos quedaba salía en un hora.
Nos quedamos con dos palmos de narices, un mosqueo de cojones, y la firme promesa de no volver a volar con Ryanair en nuestra puñetera vida. Y servidor lo piensa cumplir.

Jueves, 25 de enero de 2007

Llevo semanas sin escribir por aquí. Las fiestas de Navidad y la vuelta al trabajo me han mantenido alejada del mundo bloguero.

En todo caso, espero que pasárais tan buenas fiestas como yo. Aquí me podéis ver, de vuelta a Cartagena, estupendamente acompañada (pero que conste que no firmé por el puñetero belencito) Más de la polémica, contada por Miguel, aquí.

Sigue leyendo…

Martes, 28 de noviembre de 2006

La semana pasada el ambiente en la universidad estuvo revuelto. Por lo visto, un investigador del departamento de psicología social, Satoshi Kanazawa, publicó un artículo donde defiende que la razón que mejor explica por qué hay mayor pobreza y enfermedades crónicas en países africanos es que el coeficiente intelectual de la gente de estos países es menor. Lo que oyen.

No he leído el artículo – no está en la bibliteca del centro, y mi interés no es tanto como para pagar por hacerme con él – pero sí varios textos que tratan su contenido. Uno de ellos dice: “Despues de haber examinado los efectos del desarrollo económico y las diferencias de poder adquisitivo en la salud, [Kanzawa] descubrió con asombro que el coeficiente intelectual tiene más impacto”. A continuación citan al investigador: “la pobreza, la falta de agua limpia y de saneamiento, la educación y los cuidados médicos no aumentan la salud y la longevidad, y tampoco lo hace el desarrollo económico”.

Sigue leyendo…

Martes, 14 de noviembre de 2006

Casi todos los sábados por la mañana una amiga y yo peregrinamos a la biblioteca del Barbican a por películas, CDs y libros y revistas para la semana. Hace un par de días, mientras nos dirigíamos allá, nos tropezamos con el desfile del Día del Armisticio, que tiene lugar el 11 de noviembre de cada año. Ese día se celebra el fin de la Primera Guerra Mundial y se recuerda a los soldados y civiles que murieron en aquellos sangrientos años.

Desde que vivo en este país me ha llamado la atención la celebración de este día. A principios de noviembre comienzas a ver por la calle y en televisión a hombres y mujeres con una amapola de papel en la solapa. Esas amapolas las distribuye la Legión Real Británica, una institución caritativa que se encarga de apoyo a antiguos combatientes necesitados. Portar la amapola es señal de que has hecho un donativo, y es bastante raro ver a personajes públicos durantes esos días sin la florecita. Sigue leyendo…

Jueves, 3 de agosto de 2006 (Hace más de 1 mes)

No sé cómo ha pasado exactamente, pero de repente TODO EL MUNDO va en bicicleta. Imagino que habrá sido la combinación del buen tiempo, lo caro del transporte motorizado y el felicísimo compromiso de la alcaldía de la ciudad con los carriles-bici.

Yo también me he hecho con una vieja bicicleta de segunda mano a la que hice revisar los frenos y con un candado. Nunca he circulado en bici tan acompañada por otros ciclistas. Se ve a gente de todos los tamaños y edades, que han roto alegremente con un prejuicio mío según el cual los londinenses sólo harían uso de sus bicicletas si contaran con todo un equipo carísimo de vestimenta especializada y un sinfín de artilugios. Levanto la mano y confieso mi error: el horrible esnobismo consumista no parece haber calado (tan) hondo.

Hazte con una bicicleta y sal a pasear cuando caiga un poquillo el sol. Sólo hace falta que un semáforo se ponga en verde justo antes de tener que parar para darte cuenta de qué es la auténtica felicidad.

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons