Lunes, 13 de marzo de 2017

Después de los 10 días de travesía en kayak por bahía Magdalena volvimos a La Paz, nos tomamos una tarde de descanso y ducha caliente y a la mañana siguiente alquilamos un coche y nos fuimos hacia el norte, hacia Loreto. Salimos a ver la ballena azul y visitamos algunas zonas del desierto interior y playas del sur de Loreto que nos habían recomendado. Hacia el penúltimo día, después de atravesar una pista de desierto bastante entretenida acabamos saliendo a la carretera de La Paz-Insurgente, la que teníamos que tomar de vuelta, pero como todavía nos quedaba un día decidimos volver a Bahía Magdalena donde acampar y localizar a alguien que nos sacase a ver las ballenas grises otra vez.

Acabamos en un poblado de tan sólo una chabola y deshabitado a orillas de Bahía Magdalena, Cayuco, donde montamos el campamento, y en esto estábamos ya al anochecer cuando de casualidad dimos con una familia de pescadores que vivía muy cerca por la costa pero a través de un laberinto de caminos entre los cactus y dedicados a la acuicultura de almejas varias y callo de Hacha (un manjar, idéntica a nuestra nacra).
Encantados de vernos por allí nos enseñaron todas sus instalaciones, redes, técnicas y proyectos futuros (los pescadores mexicanos han resultado ser unos encantadores anfitriones, extremadamente amables y habladores). Por supuesto nos dieron a probar todas y cada una de las almejas y callos que ellos mismos cultivaban.
Les propusimos salir a ver las ballenas al día siguiente, y una vez solventados algunos problemas de infraestructura (tenían que preparar la lancha y comprar gasolina) quedamos para la mañana siguiente.

Ballena gris curiosaBallena gris curiosa

Salir con alguien no-profesional a ver ballenas tiene el inconveniente de que su inexperiencia al aproximarse a las ballenas salta a la vista. Las respetan y evitan acercarse a ellas a sabiendas de que con muy poco esfuerzo un animal de este tamaño tiene muy fácil hacer saltar por los aires la embarcación. La principal obsesión preocupación de Jorge era por todos los medios tratar de no herir a las ballenas que se acercasen, especialmente con la hélice, por miedo a que un revés del animal herido nos tirase a todos al agua. Por suerte esa misma falta de experiencia ayudó a que se dejase guiar por nuestras indicaciones y parase cuando se lo solicitábamos o no emprendiese la huida (como pretendía) cada vez que una ballena se nos acercaba. Sigue leyendo…

Jueves, 2 de febrero de 2017

El otro día instalando una de las cámara de fototrampeo alcancé una cifra redonda: 100 ubicaciones, 100 posiciones de cámara en el monte a la búsqueda de una fauna que hace tan sólo dos y pico era poco menos que invisible. Sí, las trailcam han sido realmente todo un descubrimiento, un verdadero renacer de la adolescencia naturalista y una ayuda fundamental para aproximarme y fotografiar especies animales normalmente muy esquivas difíciles de ver. Todavía hoy a cada nueva instalación de cámara y a cada visita siempre le precede un momento de intriga y de sorpresa ¿que saldrá por aquí? ¿habrá vuelto el ….?

Casi todas las instalacionesCasi todas las instalaciones

Actualmente mis objetivos con las trailcam son dos: recopilar toda la información y datos posibles sobre las poblaciones de mamíferos (carnívoros principalmente, pero no sólo) de mi zona (la Sierra de la Muela y Cabo Tiñoso), sus áreas de campeo, rutas, costumbres, etc.. y localizar y conocerlos suficientemente bien como para poder acercarme a ellos al modo clásico, con la Nikon.

El caso es que desde mis primeras grabaciones y después de innumerables meteduras de pata he afina mi método de trabajo, corrigiendo errores y sobretodo desarrollando unas pautas que eliminen los muy frustrantes momentos de “¿Activé la cámara?” “Error: no hay tarjeta SDCARD“, Pilas agotadas 15 minutos después de irme, etc…
Comento a continuación algunos detalles/ideas que suelo tener en cuenta a la hora de elegir el lugar, instalar las cámaras, recoger, clasificar fotos, etc… Obviamente nunca hay una sola manera de hacer las cosas, depende del entorno, de las particularidades de nuestra/s cámara/s, de cuales son nuestros intereses, etc… asi es que tómese esto como una lluvia de ideas y que a partir de aquí cada cual coja la idea que mejor le encaje a sus intereses o necesidades, o no.

NotaEste apunte vino motivado por una infografía publicada en Jara y Sedal con consejos para la instalación de la cámara de trampeo que me llamó profundamente la atención por simpleza y obviedad extrema: ¿realmente alguien necesita que le recomienden instalar la cámara enfocando hacia donde va a estar el animal?.

Identificar las cámaras

Cada una de mis cámaras (6 actualmente) les asigno en el momento de la instalación un nombre único del tipo: número+letra+letra, ejem:86CA. Posteriormente esta etiqueta pasa se adosa a las imágenes producidas por la cámara como una etiqueta EXIF.

Camara100AACamara100AA

El primer número indica número de orden en el total de las ubicaciones de cámara, empiezo en el 1 y acabo de llegar al 100. Con únicamente este número puedo localizar la ubicación donde estuvo instalada la cámara. Sigue leyendo…

Miércoles, 18 de enero de 2017

No hay mucho que contar, a estas alturas ya estaréis todos al tanto de la nevada que ha caído en Cartagena.

     
  Pozo collado  
  Pozo collado  

Poco antes de comer nos hemos ido a verla y hacer fotos por Galifa y hasta La Azohía. Con diferencia la mayor nevada y más copiosa de las 2 ó 3 que recuerdo. Por momentos realmente caía con intensidad en toda esta zona.
Cuando comenzabas a bajar las cuestas hacia la costa la nieve se convertía en agua y en lluvia, pero arriba de las cuestas del Cedacero estuvo cayendo una buena hasta que nos fuimos a primera hora de la tarde.

Martes, 27 de diciembre de 2016

No tenía intención de fotografiar Lirones, pero como aquel que dice “se me han puesto delante y no tenido más remedio”. Así este fin de semana aprovechando la calma lluviosa he instalado los flashes para hacerles alguna foto.

Lirón Careto ILirón Careto I

Lirón Careto IILirón Careto II

Como además tengo una cámara de trampeo en la zona pues quedó registrado el momento del flashazo de la foto de arriba en la que el lirón parece estar a punto de saltar por la cámara.

Martes, 6 de diciembre de 2016

De todos los mamíferos del ENP La Muela/Cabo Tiñoso, el gato montés (Felis silvestris) era, con diferencia, el que tenía apuntado como más inaccesible.
Sabía por donde se movía y sus rutinas, intenté acercarme varias veces y siempre terminé en fracaso, conseguía verlo, pero en cuanto encendía las luces el gato ponía marchas atrás y con mucha parsimonia se salía del encuadre. Además de ser muy poco abundantes son extremadamente esquivos y asociales (donde están los gatos con cierta frecuencia han desaparecido las ratas, los lirones y hasta los zorros).

En vista del panorama me dispuse a fotografiarlos, si no puedo grabarlos en vídeo, al menos me llevo un recuerdo en forma de foto. Y esta vez acompañó la suerte.

Gato montés IVGato montés IV

En la foto se aprecia claramente la “joroba” que os comentaba en el apunte anterior y que desde el verano viene arrastrando la hembra

Estuvo un par de días por la zona en la que pude hacerle algunas fotos más, pero siempre muy esquiva y huidiza. Pero tres días más tarde desapareció y dejó sitio al macho (al que imagino es su pareja, más que nada porque no hay más gatos) y el comportamiento de este no tiene comparación.

Gato montés IIIGato montés III

Increíblemente más tranquilo se dejó fotografiar y aguantó estoico los flashazos en mitad de la noche. Sigue leyendo…

Sábado, 26 de noviembre de 2016

Alguien comentaba el otro día en las páginas de Fototrampeo de Facebook que estaba convencida de que las cámaras dejaban pasar muchas ocasiones y que no nos enterábamos de mucha de la actividad que se producía. No puedo estar más en desacuerdo.
Obviamente los fallos mecánicos/electrónicos están ahí, como en los coches, pero las estadísticas son abrumadoras: el 99% de los accidentes de tráfico son por fallo humano, es rarísimo que te fallen los frenos. Que yo sepa con cámaras de trampeo no hay estadísticas de fallos pero apostaría que se mueven en porcentajes similares.
La cosa es sencilla: la cámara es siempre la misma. Los mismos componentes y la misma programación producen siempre los mismos resultados. No es que la cámara no haga lo que nosotros queremos sino que nosotros no sabemos qué es lo que hace la cámara. Si la trailcam graba algo que no debería o al revés, no graba algo que (pensamos) debería, SIEMPRE es culpa nuestra, la cámara es exactamente la misma que cuando lo hizo bien.
Lo que cambia es el entorno y somos nosotros los responsables de adaptar la cámara a él y no esperar que (por arte de magia) lo haga la cámara. Como resulta además que la parte configurable de la cámara es bastante reducida (ligeros cambios en sensibilidad +/- y franja horaria de trabajo) pues nos queda que esa “adaptación al entorno” pasa básicamente por escoger bien la ubicación y el punto de vista. Punto. Ahí están todos nuestros problemas (y soluciones).

Recientemente he revivido una de esas situaciones en las que no sabes si la cámara está fallando o es que hay algo más.
Tengo una trailcam instalada en una higuera donde acuden a comer los tejones. Cada noche, a eso de las 5:30 AM (con buena puntualidad) la cámara toma una o dos fotos/videos y por más que me dejaba la vista era incapaz de ver qué había disparado el evento. La resolución del vídeo (640×480) y la foto (5Mg) tampoco admite mucho “escrutinio”, pero me mosqueaba que fuese todos los días a la misma hora y además de noche que es cuando menos falsos positivos se dan. Probablemente, pienso, algún zorro que pasó corriendo demasiado deprisa o cerca de la cámara como para que esta los atrape, e incluso en algunas ocasiones murciélagos que curiosean la cámara.

Anteayer puse la Nikon en el mismo sitio, esperaba a los tejones (sin éxito) y volvió a pasar. A eso de las 4:55AM la cámara tomó 5 fotos con flash, pero esta vez son fotos en formato RAW con buena calidad y resolución. Así es que abrí las fotos y empezé diseccionar la foto, a subir los niveles al máximo, nada! subo los negros para revelar totalmente las sombras… nada! busco por toda la imagen, por las esquinas, por los laterales! nada! en las ramas! nada!… cuando ya estaba por echarle la culpa al pobre sensor, Voilá! ahí está! lo encontré!!
¿Lo veis como tenía razón? El sensor no falla!! ¿lo veis vosotros en la foto?
Si aún no lo has visto pulsa aqui

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons