sábado, 19 de agosto de 2017

Ahora que tantos se indignan con las fotos escabrosas de Barcelona es buen momento para enseñaros algunas de las últimas premiadas en el World Press Photo.

Olivier Laban-Mattei. Morgue, Haiti 2010.Olivier Laban-Mattei. Morgue, Haiti 2010.

No, no estoy reclamando publicar fotos truculentas ni dejar de hacerlo (haced lo que queráis, yo las voy a ocultar siempre), lo que estoy reclamando es igualdad en el trato, que un muerto valga lo mismo independientemente de donde esté hecha la foto. Si la foto de un niño destripado en Bangladesh merece un premio y es informativa también lo ha de ser la de un niño destripado en las ramblas de Barcelona, o acaso los de Bangladesh no tienen el mismo derecho a informarse de lo que pasa en Barcelona.

Por eso no puedo estar de acuerdo con JC Monedero. Si efectivamente, como el aduce (y tiene razón), publicar fotos de los muertos en un atentado es hacerles gratis la campaña publicitaria a ISIS, también le harán campaña a ISIS los Sirios muertos cruzando el Mediterráneo, no únicamente los catalanes muertos en las ramblas o los parisinos de una discoteca. Pero que la foto del pequeño Aylan sea información gráfica de denuncia social y política y la foto del pequeño Joaquín un morbo innecesario y contraproducente… pues me cuesta mucho no ver un clasismo racista.

No puedo evitar cierta sonrisa cínica de imaginar la exposición del World Press Photo de este año en las calles de Barcelona, llena a rebosar de gente aplaudiendo la calidad artística de la cara descompuesta por el dolor de ese padre sirio con su hijo en brazos.

Manu Brabo. Aleppo (Siria) 3/10/2012.Manu Brabo. Aleppo (Siria) 3/10/2012.

Será deformación de fotógrafo, no lo niego, pero desde que compré la primera cámara de fototrampeo y vi las primeras fotos que estaba con el “run-run” de probar a cambiarle la luz infrarroja y sacarla fuera del cuerpo de la cámara.
Hace unos meses me junté con un par de cámaras por casa y decidí probar a “hackear” dos de mis Acorn LTL 5210.

El hackeo dura apenas una hora, es muy sencillo y está al alcance de cualquiera con mínimas destrezas/conocimientos electrónicas. Unicamente es necesario un soldador de estaño, estaño, cinta aislante y un cable de 3 ó más “patas” (cable USB de un viejo ratón es ideal). Básicamente en lo que consiste es en desmontar la parrilla de leds de la cámara y volverlos a conectar a ella interponiendo un cable de 0.3/1.5 metros (a gusto del consumidor). Con ya esto podríamos alejar la fuente de luz del objetivo de la cámara y obtendríamos algunas muy buenas ventajas y algunos inconvenientes, tu decides si te compensa:

Sigue leyendo…

jueves, 26 de enero de 2017

Punto uno: la paliza que le dieron a la zagala en Murcia, con patadas y puñetazos en el suelo a alguien que no se defiende es de hijoputas, deficientes mentales y tropas falangistas.

Punto dos: espero con ansia el día en que apliquen y pongan en práctica en mi persona las políticas sociales, religiosas, económicas, militares, policiales, educativas, etc… que divulgo y de las que participo, así como los valores éticos y morales que trato de practicar de diario.
Es decir difundo una ideología que sinceramente espero algún día poder disfrutar y practicar.
Por lo tanto no me queda más remedio que alegrarme por la chica a la que dieron un paliza porque a lo que se ve pudo “disfrutar” de las políticas y el civismo que ella divulga. Es una suerte que tuvo ella de la que yo no puedo disfrutar, todavía.

Un proverbio árabe resume este pensamiento muy bien: Que Ala te conceda el doble de lo que tu me deseas.

Pd: No conozco mucho el tema, pero hasta donde se, la chavala que recibió la paliza es militante de movimientos neonazis. Si no fuese así obviamente lo dicho anteriormente carece de sentido.

Es una lástima que el patriotismo que los comerciantes demandan en navidad a sus clientes no sea bidireccional y afecte también al precio de los alimentos con el que ellos cuidan a sus compatriotas.

lunes, 25 de abril de 2016

Comparto este texto con Vds. (la izquierda magufa y los escépticos de derechas) y así de alguna manera lo hago mio sobre un tema en que en muchas ocasiones he pensado en escribir sin hacerlo.

El texto original está aquí y lo firma Darwin Palermo. Léanlo es muy recomendable:

Conozco a algunas personas convencidas de las bondades de la homeopatía, la eficacia del Reiki y la inutilidad de las vacunas. A unas pocas las considero inteligentes y sensatas y aprecio sus opiniones en terrenos alejados de la tecnociencia. A otras… dejémoslo en que no. En cualquier caso, tengo por norma no discutir nunca sobre las pseudociencias con sus partidarios. La mayor parte de los cambios de opinión en este terreno son el resultado de experiencias personales, no de argumentaciones convincentes. Cuando un tratamiento alternativo convierte una enfermedad generalmente inocua en una patología potencialmente mortal, uno se vuelve más receptivo a los protocolos clínicos y a su fundamentación científica.

Los partidarios de los saberes alternativos sobrestiman el disenso en las ciencias, infravaloran el saber acumulado y sienten una gran aversión a la incertidumbre. No obstante, intento mostrarme respetuoso con las elecciones personales autodestructivas, estén o no basadas en el autoengaño. Lo digo sin mucha ironía. No creo que tengamos ninguna obligación de optar por una vida sana, prolongada, razonable y poco dolorosa. En general, los partidarios de la aromaterapia me resultan menos molestos que los adictos al crack, por no hablar de los aficionados a los coches de gran cilindrada. Que los defensores de las “hipótesis disidentes” del VIH puedan difundir sus doctrinas mientras los traficantes de heroína se pudren en la cárcel saca a la luz un inquietante grado de incoherencia en nuestra legislación. Pero ese es otro asunto.

Sigue leyendo…

martes, 8 de marzo de 2016

Hemos debatido muchas veces sobre la lucha por la adquisición de derechos y libertades. Hemos organizado charlas, talleres, jornadas de reflexión, manifestaciones y concentraciones reivindicativas; hemos puesto sobre la mesa una realidad que hace daño, que mata, que condena a un sector muy grande de la población a la discriminación económica, laboral, social, emocional; hemos llevado a las instituciones mociones y proyectos de ley. Todo ello, con el objetivo de sensibilizar a la mayoría social de un problema que no cesa: el de la violencia machista, que no es sino la muestra de lo que está fallando en nuestra sociedad, en nuestras aulas, en nuestros hogares. Es algo que forma parte de nuestra cultura; de la nuestra, no de la de otros.

La cultura en la que nacemos nos condiciona a todos y a todas. Pero a unos nos beneficia más que a otras. Esto es una realidad que difícilmente puede ser ninguneada: son hechos estadísticos.

Pero hay personas que lo niegan. Sigue leyendo…

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons