Pati, el polluelo de Gaviota que criamos en casaEsta semana la cosa vá de pájaros, como si estuviesemos en primavera.

Y es que estamos en plena época de nidificación, y por estas fechas en muchos espacios naturales (principalmente en las zonas de costa) se realizan, por parte de los servicios de Medio Ambiente ó empresas contratadas los descartes, o sea, la eliminación/destrucción selectiva de nidos de especies muy prolíficas y que suponen un peligro para otras poblaciones de aves y su anidamiento, principalmente de especies mucho menos comunes, raras ó en peligro de extinción.
Traducido al castellano, en esta época se destruyen de forma deliberada puestas Gaviotas patiamarilla (antiguamente G. argéntea) auténtica plaga en algunas zonas y de una voracidad/agresividad tal que suponen un auténtico peligro para otras especies con las que comparten espacio.

Ayer un amigo, que estaba llevando a cabo uno de estos descartes por la costa de Murcia, me llamó por telefono: “…nene, tengo aquí dos pollos de gaviota más bonicos… ¿los quieres?“, y yo que soy de natural primitivo, pues no me pude negar.

La verdad que son autenticas bolitas de peluche. Apenas tendrán un par de semanas. Esta mañana han llegado no demasiado bien de salud, pero parece que despues del calor, el agua y la comida se ván recuperando. Si todo marcha bien, volveran a leer cosas de estos dos nuevos inquilinos.