RENFEParece increíble (como esta imagen que ilustra un tren hindú), pero es cierto: no hay manera de hacer una reserva por internet, en condiciones, de un billete de tren con la Red Nacional de Ferrocarriles de España. Se ve que les interesa más que nos dejemos los cuartos en una llamada telefónica a un 902, o que les importa una higa que tengamos que coger el coche para ir a la estación a reservar, pudiendo evitarlo.
Poco importa que las carreteras españolas por estas fechas empiecen a estar colapsadas; que el precio de los combustibles aumente sin parar; que los muertos sobre el asfalto sobrecojan año tras año; que España sea un país que vive en gran medida del turismo; o que se estén invirtiendo millones en trenes de alta velocidad de tecnología foránea… El transporte público en general no importa; el que va sobre raíles, menos.
¿Quieres hacer una reserva por internet? Pues te jodes y bailas, que no puedes. Eso sí, en su página te ofertan el Tren Cervantes y el Tren Medieval: “el tren que te lleva a la Edad Media” Sinceridad no les falta. Tendrían que dejarse de tonterías y utilizarlo como eslogan publicitario, con un RENFE en letras grandotas, muy chulas y muy caras delante.