La Aguja de el collado de la Aguja es un pinocho (un puro como se la conoce también popularmente) de roca situado en la costa de La Muela. Está tan cerca de los acantilados que se puede pasar a corta distancia en barco y no percatarse de su presencia. Desde tierra las vistas no son mucho mejores. Apenas hay unos pocos puntos desde los cuales se pueda uno asomar y ver la roca, posiblemente sea más fácil verla desde las costas de las sierras cercanas y con ayuda de prismáticos.

La aguja

Acercarse a ella desde tierra es imposible por estar rodeada de paredes y acantilados y hacerlo por mar es bastante complicado a poco que haya algo de oleaje.

Así es que el otro día que salimos a pasear con la piragua por la costa y con el mar con una calma como pocas aproveché para montar de nuevo la Nikon en el kayak y desembarcar entre las rocas para tratar de sacar alguna foto de la roca desde su “lado bueno” (y su luz mala).

Aguja a contraluz

Y es que una de las mejores ventajas que ofrece moverse en piragua por la costa es la tremenda facilidad para acercarse a rincones difícilmente accesibles de otro modo. Con un poco de práctica, y si el oleaje lo permite, se puede desembarcar entre las rocas, echarse la piragua al hombro y sacarla del agua.


Desembarque entre las rocas

En la costa de Cartagena y dada su orientación cuando sopla del viento del Norte lo hace desde tierra con lo que el oleaje es mínimo. Si además la fuerza de este viento es mínima (1 en escala Beaufort estos dias) la balsa de aceite está asegurada. En esta época las calmas acompañadas de dias grises son habituales y el agua, aunque fresca, todavía permite bucear sin pasar demasiado frío.

Piraguismo contemplativo I