Recientemente se publicó el librillo “Los productos naturales, vaya timo!” de la misma editorial LAETOLI que vienen publicando bajo el subtítulo común “….vaya timo!” una serie librillos, casi cuadernillos, sobre temas tan variopintos como “El nacionalismo“, “Las brujas“, “La acuputura“, etc… Este último no lo he leido, ni creo que lo haga. El rechazo que me produce la prepotencia, la soberbia y la chulería que gasta el autor cada vez que escribe me impediría leerlo con una razonablemente sana ausencia de prejuicios.

El Sr. J.M. Mulet es profesor de la Universidad Politécnica de Valencia (UPV) y por méritos propios se ha convertido en algo así como representante no-oficial de la bendita MONSANTO y adalid de los cultivos transgénicos en territorio nacional. Pero experto, lo que se dice experto, es un hacha en la producción de ingentes cantidad de declaraciones demagogicas, populistas y un auténtico fiera echando pestes de todo lo que suene remotamente a ecologista/ecologismo/ecologeta, sin miedo al ridículo, hasta alcanzar el esperpento y más allá. Si uno se entretiene en dar una vuelta por su web puede leer párrafos y más párrafos dirigidos principalmente a contradecir con verdadera intensidad y poco sentido del ridículo cualquier nueva campaña, noticia, divulgación de caracter más o menos cercano al ecologismo.

Su paranoia anti-ecologista es digna de estudio y muy especialmente su obsesión hacia los modos de financiación de Greenpeace y Ecologistas en acción (sobretodos, pero no únicamente). Leyendo al Sr. Mulet llega uno a la conclusión que bajo su perspectiva es incompatible recibir (inmerecidas sin duda) subvenciones del Estado y luego organizar campañas críticas o protestas contra quien les paga (ignoro si esta opinión suya es aplicable a todos los movimientos sociales y políticos que reciben dinero del Estado ó exclusivamente se refiere a los ecologistas). No desperdicia oportunidad, da igual el tema de que trate que siempre encuentra un hueco para sus chascarrillos:

Veterinarios sin Fronteras quieren optar el título a ser la organización ecologista que más mentiras dice para captar dinero, aunque el listón esta muy alto. La campeona es Greenpeace.

Bueno, cada uno es libre de desarrollar la obsesión compulsiva que mejor le venga en gana. Incluso es posible montar un blog para promocionar su libro, llenarlo de publicidad y propaganda de su libro y luego reprochar a los ecologistas el interés económico. Está feo, da un poco de risa y algo de pena, pero lo que ya resulta patético es atacar a diestro y siniestro “porque no hay pruebas científicas de…” y salirse con semejante rosario de disparates durante la promoción de su libro.
Así es como el Sr. Mulet publicita su libro por los diversos medios de comunicación en los que se ha hecho un hueco (hay muchas más portadas de este estilo, recorto varias para despejar cualquier duda acerca del contexto o el error tipográfico):
Los productos naturales
Sr. Mulet, me está dando usted miedo ¿pero de verdad se cree usted lo que esta diciendo? ¿es esta su “ciencia“? No sé si piensa usted que somos tontos, es usted un ignorante, actua de mala fé o las tres cosas al mismo tiempo.

Por favor que alguien le explique al Sr. Mulet en que consiste la eutrofización del Mar Menor, en que consiste la contaminación de rios y acuíferos por lixiviación de fosfatos y nitratos, porqué la salinización del suelo hasta hacer inconcebible el cultivo ha obligado a las empresas de de Murcia y Almería a cultivar sobre sustratos artificiales como la lana de roca (infinitamente más caros), que alguien le explique que son los organo-fosforados ó los organo-clorados, cuanto tiempo permanecen en el medio ambiente y como se acumulan en el organismo, que alguien le recuerde al Sr. Mulet que es el DDT, porqué se prohibió y porqué hasta hoy (40 años más tarde de su prohibición) los pingüinos de la Antártida siguen mostrando altos contenidos de DDT en su organismo? ¿Sr. Mulet sabe usted lo que es el bromuro de metilo y cual es el protocolo de seguridad para su aplicación? ¿Sr. Mulet sabe usted que cada año se producen del orden de 1.500.000 intoxicaciones agudas por pesticidas de las cuales 22.000 acaban en muerte? ¿Nunca ha oido usted hablar del Desastre de Bhopal en la que una fábrica de pesticidas intoxicó a 600.000 personas matando a 8.000 personas?

Sr. Mulet ¿sabiendo todo lo anterior, como estoy seguro que lo sabe ¿tiene usted los santos bemoles de promocionar su libro en la prensa diciendo que no hay diferencias para la salud de las personas y del medio ambiente entre unas prácticas agrícolas y otras? ¿22.000 muertos al año directamente relacionados con los pesticidas y considera que es solo cuestión de pijerio? Sr. Mulet los tiene usted gordos como melones.

A estas alturas, Sr. Mulet, ignorar y/o negar los daños y perjuicios ocasionados por la agricultura convencional en el medio ambiente y en las personas es de una irresponsabilidad de juzgado de guardia. Negar las ventajas de las técnicas de agricultura ecológica ofrecen frente a la agricultura convencional tanto para el medio ambiente como para las personas solo es justificable desde la más completa ignorancia.

Por supuesto, usted puede escribir todos los libros y artículos que desee y dar ellos rienda suelta a toda su antipatía hacia el ecologismo y el movimiento ecologista, pero hacerlo mintiendo tan descaradamente e insultando la inteligencia de los que lo leen solo perjudica a usted y a su credibilidad. Afortunadamente la agricultura ecológica hoy está más sana que nunca, entre otras cosas, gracias a sus mierdas de abono.