En 2007, Fulgencio García Reverte de la Comunidad de regantes criticaba las actividades de extracción de áridos en la rambla de Bejar y a la Confederación Hidrográfica del Segura como máxima responsable del mantenimiento y protección de dicha rambla con estas palabras:

Esos límites se han pasado en las últimas semanas y las máquinas han sacado más grava de la permitida para un centro comercial que se construye en Lorca. La rambla ha quedado en un estado pésimo y se han cometido daños ambientales importantes.
(…)
En la próxima avenida se llevará la autovía al haber descarnado la empresa de áridos los pilares de dicha autovía, rompiendo incluso el muro y la solera de la vieja carretera

Cinco años más tarde en la rambla de Bejar:
Lluvias torrenciales Sep 2012
Me recome la envidia de las capacidades predictivas del Sr. Fulgencio así es que me han a permitir que lance mi propia predicción política: no se producirá ninguna dimisión ni habrá más culpables que las lluvias torrenciales y la metereología adversa.