Hace cosa de un año escribí un apunte titulado “Porqué no me hago buzo” y desde entonces parezco empeñado en demostrar que todo lo que dije era mentira. Nah! es mentira, o sea, es verdad.
Sigo sin ser buzo (oficialmente) y sin acreditación, pero la verdad es que engancha. Ahora, acabado el verano y con las playas vacias los seres asociales como yo agradecemos la tranquilidad.
Pasada la tormenta llega la calma y estos días el agua está hecha un plato y cristalina, aunque en el fondo se ven restos de vegetación y tierra que las ramblas han desaguado en la costa estos días pasados de lluvias. El agua está a 22-23º todavía, pero al salir del agua en lugar de huir del sol lo buscamos como las lagartijas

Recogiendo material en playa MorenaYa ví mi primer nudibranquio ya me desquité. En cuanto he empezado a bajar a los 20-22 metros empezamos a verlos y ahora en cada una de las últimas inmersiones hemos visto alguno.(nota: hablo de nudibranquios en sentido familiar, no taxonómico)Cratena peregrinaHe subido un puñado de fotos de las inmersiones de estos últimos días que podeis ver bajo la etiqueta portus_201209.
Todas las fotos estan realizadas en el Portús-Playa Morena, donde ya entramos andando pero con botellas gracias a una pequeña carretilla de mano (barreras a mí! já!) y fueron realizadas indistintamente por Merche y Trebol-a.