lunes, 21 de marzo de 2016

A este zorro no lo seguía sino que me viene siguiendo él a mi. Las primeras grabaciones las hice hacia Junio/2015 y por entonces ya estaba tuerto pero conservaba las dos orejas intactas. Suele moverse junto con su pareja, pero aquella es mucho más desconfiada por eso probablemente mantiene intactas las dos orejas, los dos ojos y también pilla mucha menos comida.
Lo llamaba “el indio” porque cuando se paraba delante de la cámara parecía con las orejas estar saludandome como un idem.

Ahora resulta que no es “indio” sino “india“, y está preñada. Lleva sin aparecer por las cámaras casi 7 días, casi seguro que ya ha parido. Estamos en primavera.

lunes, 14 de marzo de 2016

Un viejo conocido: Venga que esta es fácil.
Precisamente hace unos días me preguntaba un amigo si los había oído alguna vez que él estaba encantado pudiéndolos oír por su casa campo en Peñas Blancas. Y dicho y hecho, dos días más tarde puedo grabar esto por La Muela. Estoy en un 90% convencido de la autoría de las voces, pero si alguien tiene alguna sugerencia soy todo oídos.
Y hablando de oídos, no subáis mucho el volumen que se viene acercando y se le llega a oír bastante bien hasta que me descubre y se calla como diciendo “Uy!! mierd…. “.

Nuevo desconocido. Esta otra voz en cambio si que es un sondeo a ver si alguien la reconoce. Algunos datos.
Como siempre está grabada en La Muela, en Enero, sobre las 4:30 de la mañana, en una zona de pinar con cultivos de almendros y casas de campo deshabitadas. El audio original es más largo, lo he editado porque entre voz y voz pasan 30-40 segundos y entonces la grabación final se hacía muy larga y pesada. Imaginadlo más pausado en el tiempo.
En la grabación original se le oye inicialmente lejos pero se va acercando (el animal vuela de noche), hasta que como en el audio anterior me descubre y se guarda silencio. A esta si que hay que darle un poco de volumen a los altavoces.
¿alguna idea?

jueves, 10 de marzo de 2016

La rata de campo o rata negra (Rattus rattus frugivorus) no es negra, al menos por estas latitudes no es ni siquiera oscura, es más bien clara, de color ceniza y con un capirote ocre-anaranjado (apreciable sólo con buena luz). Al contrario de la mucho más conocida y aborrecida Rata de alcantarilla o rata gris (Rattus novergicus) la rata negra habita hoy en día zonas silvestres completamente desvinculadas de la presencia humana. En la Sierra de La Muela de Cartagena tienen especial predilección por los grandes palmitales remotos de los que alimentan buena parte del año y zonas de muy densa vegetación por donde se desplazan trepando.
Son relativamente fáciles de descubrir entre los arbustos moviéndose en parejas, porque aunque habiten zonas remotas y aisladas se confían con rapidez y no se lo piensan mucho ante un plato de comida gratis.

Son fáciles de distinguir de las ratas grises. Son más pequeñas, a medio camino entre un ratón de campo y un rata, más vivarachas, ágiles y preferiblemente trepadoras. Las orejas son más grandes y perfectamente visibles al igual que la cola que es más larga que el conjunto cabeza/cuerpo (en la rata gris es más corta).

Hace no demasiados años eran la especie de rata predominante en España y Europa, pero hacia finales del siglo XVIII la llegada desde China de la rata gris, mucho más agresiva y dependiente de las poblaciones humanas, fue expulsando y relegando a las ratas de campo hacia zonas agrícolas y silvestres donde actualmente se encuentra.
Este episodio de la “expulsión hacia el campo” de las ratas negras por las ratas grises lo narra de fábula Selma Lagerloff en su libro El maravillo viaje del pequeño Nils Holgersson en el capítulo titulado “La vieja casa de Glimminge

martes, 8 de marzo de 2016

Hemos debatido muchas veces sobre la lucha por la adquisición de derechos y libertades. Hemos organizado charlas, talleres, jornadas de reflexión, manifestaciones y concentraciones reivindicativas; hemos puesto sobre la mesa una realidad que hace daño, que mata, que condena a un sector muy grande de la población a la discriminación económica, laboral, social, emocional; hemos llevado a las instituciones mociones y proyectos de ley. Todo ello, con el objetivo de sensibilizar a la mayoría social de un problema que no cesa: el de la violencia machista, que no es sino la muestra de lo que está fallando en nuestra sociedad, en nuestras aulas, en nuestros hogares. Es algo que forma parte de nuestra cultura; de la nuestra, no de la de otros.

La cultura en la que nacemos nos condiciona a todos y a todas. Pero a unos nos beneficia más que a otras. Esto es una realidad que difícilmente puede ser ninguneada: son hechos estadísticos.

Pero hay personas que lo niegan. Sigue leyendo…

sábado, 5 de marzo de 2016

¿No me digas que no molaría tener un poster de mariposas así en tu habitación?
A ver si Google se pone las pilas e inventa ya el GIF reallife © o algo.

Mariposas de NorteAmérica
Visto aquí
A tamaño completo aquí

miércoles, 2 de marzo de 2016

La batería de la Nikon D7000 dura un montón. Comparado con casi cualquier otro dispositivo como smartphones, Arduino u otras cámaras compactas gana por goleada, pero aún así siempre le faltan dos horas de batería. Haciendo timelapses o grabando vídeos suelo echar menos poder enchufarla a la corriente ó batería externa y despreocuparme de si aguantará o no toda la sesión de fotos.
El otro día dándole vueltas a la cabeza sobre como conseguir aumentar la autonomía de la cámara para grabar vídeos durante varios días en el monte me dí cuenta de que tenía la solución delante de las narices: la Nikon D7000 no dispone de conexión a corriente externa, pero su compartimento de baterías sí que viene adaptado para sacar un cable desde su interior, el hackeo de la Nikon D7000 no está en el cuerpo de la cámara sino el paquete extraible de baterías. Lo que hace infinitamente más seguro, cómodo y barato la adaptación casera. Como tengo dos paquetes de baterías y uno de ellos ya bastante moribundo, pues ni me lo pensé.

No se si hace falta mucha explicación, las fotos son suficientemente ilustrativas, pero por si acaso entre ellas voy dejando algunas notas.
Sigue leyendo…

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons