Parece mentira pero ya va para tres años que llevo grabando en vídeo a las ginetas, y aunque llevo grabadas varias horas de vídeos de ginetas subiendo y ginetas bajando tenía cero fotos, ni una sóla foto.
Empeñado como estaba (y estoy) en grabarlas en vídeo ni me había planteado siquiera la posibilidad de poner la Nikon en «modo foto». Así que el otro día decidí acabar con esto, y mientras una cámara de infrarrojos la grababa en vídeo a pocos metros puse la Nikon a la espera que pasase entre los arbustos de albaida que estos días, ya blancos y casi sin hojas están bien fotogénicos.
Gineta III

Afortunadamente la gineta ha colaborado ha seguido colaborando, y en apenas 30 minutos se tomaron 180 fotos. En las secuencias de fotos el animal casi ni se inmuta por los flashes. Parece que lleva bien el precio de la fama y la atención mediática.

Gineta II

A pocos metros seguía la cámara grabándola en sus trajines nocturnos por cabo Tiñoso. Al final del vídeo podéis verla alzarse sobre las patas traseras en una postura típica de mustélidos (garduña) y vivérridos (ginetas) para escuchar/ver en zonas de vegetación baja.