Reconozco que este tipo de “actividades”, a lo Fontcuberta, de provocar engañando y dejando en evidencia, es algo que me encanta.


El documental “The yes men”, premiado recientemente en el Festival de Sundance, cuenta el caso más surrealista, cuando Andy y Mike se hacen pasar por representantes de la OMC frente a un agradecido público de empresarios. Su táctica es bien simple: decir todas aquellas burradas que los grandes líderes políticos y los grupos de presión empresariales piensan, pero que nunca se dice por ser políticamente incorrecto.

Visto en ConsumeHastaMorir