jueves, 27 de diciembre de 2012

Tengo un script que descarga a intervalos la última imagen satélite a gran resolución de la página de la NASA y la coloca en el escritorio. De forma esporádica el servidor web devuelve una imagen en negro ó con un área de la península en negro, no hay datos del satélite, imagino. Obviamente como imagen no valen nada, pero ¿como detectar automáticamente que una imagen es negra en uno 50%,80% o 90% y así poder desecharla?
Con Imagemagick hay un truquillo
if [ $(convert imagen.jpg -resize 64x64\! txt:- | grep black | wc -l) -gt 2048 ]; then echo "La mitad de la imagen es negra"; fi

Es decir: reescalamos la imagen a 64×64 (4096 píxels) y convirtiendolo a texto (txt:- ) contamos aquellos que son negros (blanco, amarillo, ponga usted el RGB que quiera), si son más de 2048 (50%) más de la mitad son negros y la imagen se desecha, fácil ¿no?

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Aunque en las Galápagos puedes encontrarte lobos marinos (Arctophoca galapagoensis) casi en cualquier sitio, hay playas o rincones a los que parecen tener especial querencia y estos espacios suelen recibir el nombre de “loberías“. La lobería de San Cristobal es uno de los espacios que primero descubrimos al llegar a las islas y uno de los que nos trajimos mejores recuerdos.

La playa de la lobería es casi una laguna interna. El mar rompe en la linea de costa e inunda a continuación una pequeña playa de poca profundidad (2-3 mts) de arenas blanca y salpicada de rocas negras en las que es fácil ver iguanas tomando el sol, entrando y saliendo del agua y donde las hembras de lobo marino dejan a sus cachorros perfectamente camuflados con las rocas. El resultado es muy parecido al que se produce en los arrefices coralinos en que la rompiente está alejada de costa y junto a la orilla es posible el baño incluso cuando hay mala mar a pocos metros. En la imagen de satélite de GoogleEarth se aprecia muy bien el espacio.
Mientras estuvimos en la isla creo que terminamos allí todas las tardes/noche y viendo el rayo verde a la puesta de sol.

En la lobería de San Cristobal te puedes bañar junto a los lobos marinos, tortugas marinas y mantas que acuden a limpiarse restregandose contra la arena y con la ayuda de bancos de peces que acuden en cuanto ven a uno de estos grandes animales parado en el fondo.
Eso sí, hay que tener siempre a la vista al lobo marino macho encargado del harén de hembras y cachorros que hay en la orilla, por no se lo piensan mucho antes de atacarte si te acercas mucho al grupo. Fuera del agua, pues das un salto y te quitas de su lado, pero en el agua hay que verlo saltando por encima de las olas persiguiendo a otro macho.

martes, 18 de diciembre de 2012

Os voy hacer una consulta que me lleva ronroneando la cabeza una temporada, espero vuestra opinión.
Hace ya casi un año hicimos Merche y una excursión a la Muela, la costa de Boletes, para más señas. Como últimamente me ha dado por hacer, hice un timelapse de dicha excursión, a saber: tomé fotos a intervalos cortos del recorrido. Unos días después monté dicha secuencia de imágenes, le puse musiquilla, unos títulos simpáticos y hasta un cuenta kilómetros en una esquina de la película que marca con sorprendente precisión la distancia recorrida. Y casi subo el vídeo a la galería pública.

Cuando estaba a puntito de subirlo, me dió nosequé: en el vídeo aparecía un rincón de la Muela al que le tengo especial cariño por su ecología, su buena conservación, su belleza paisajista, pero muy especialmente por la enorme cantidad de recuerdos personales que me trae. Conocemos ese rincón desde hace ya más de 30 años y me gustaría que siguiese así, al menos, otros treinta. Es un lugar tranquilo, no remoto y desconocido, sino de esos sitios que dices “pues cuanta menos gente vaya, mejor!“. Asi es que desamartillé el ratón y suspendí la publicación de la secuencia.

     
  Playa de Boletes y el cabo Tiñoso I  
  Playa de Boletes y el cabo Tiñoso I  

Estuve pensándolo durante algunos días. Lo publico, no lo publico. Se me ocurrían y se me ocurren tantos argumentos a favor como en contra de divulgar uno de esos “rincones favoritos“. Los contras parecen evidentes: divulgar la ubicación de un paraje promueve su popularizándolo, y esto, tristemente suele ser el eufemismo que usamos para referirnos a un lugar que está insoportablemente masificado, sucio, contaminado y que con el paso del tiempo acaba por convertirse en algo que ni remotamente se parece al rincón que dio origen a su popularización.
Así es que aparqué el vídeo. Eso fué ya hace casi un año, y ahí ha estado hasta hoy.

Sigue leyendo…

La viva imagen de la navidad en una foto: melancólica, fría, gris y un pelín patética. via.

sábado, 15 de diciembre de 2012

Looper
Ficción, thriller. Muy buena.

Quizás “muy buena” sea una calificación pelín generosa, y mejor le vendría “buena“, pero bueno, muy probablemente, y si mal no recuerdo, esta sea la película que trata el tema de los viajes en el tiempo de forma menos increible. Y observa que digo “menos increible” y no “más creible” porque casi cualquier situación que se nos plantee a cuenta del soberbio follón lógico de los viajes en el tiempo no va a parecer, cuando menos, rara-rara.
La película es muy entretenida y engancha desde el primer minuto. Han estado hábiles con el planteamiento del guión dándole la vuelta al popular dilema “¿que pasaría si yo viajo al pasado? ¿podría matarme a mí mismo o a mi padre/madre?” y lo han cambiado por un aparentemente más factible “¿que pasaría si yo ahora matase a mi yo futuro que llega a mí viajando a través del tiempo a través de una máquina que se inventará en los próximos años?
Tiene un par de escena memorables (como cuando torturan al joven para atrapar a su futuro viejo) y un final digno evidentemente sujeto a cientos de “pero si…“. Pero si la película nos deja con ese pero-si pero-no pues ya puede darse con un canto en los dientes y nosotros por contentos.
Al protagonista habría que recordarle que la película trata los viajes en el tiempo, si el público da por bueno esa posibilidad que no hará con el irrelevante hecho de su cara no recuerde ni remotamente a Bruce Willis (a quien se supone interpreta en su versión asesino-joven). Así es que deja de hacer muecas y poner ojitos que parece que llevas un chicle pegado en el paladar.
Torrent (VO)Subtitulos

Dark shadows (sombras tenebrosas)
Intriga, ficción. Mala.

Una película perfectamente prescindible la última de Tim Burtton. Ignoro si los seguidores de la serie televisiva yanqui en la que parece estar basada (completamente desconocida para mi) la verán con otros ojos más nostálgicos, culturales ó algo parecido, pero así vista, en mi tv, sin más preámbulos que el conocido nombre del director y sus actores habituales (Johnny Deep) esta historia de vampiros de ambientación rural-pesquero-norteamericana y con aire de cuento de miedo infantil de noche de Halloween resulta aburrida, sosa y predecible.
Por supuesto no dá ni chispa de miedo, ni un triste susto, diría que ni siquiera parece pretenderlo. Supongo a los crios les gustará, y en cuanto estos se duerman a los padres les va a encantar.
Magnet.

Sigue leyendo…

jueves, 29 de noviembre de 2012 (Ayer)

Ya he aterrizado, de nuevo. Estuvimos una semana por Bruselas (Bélgica) conociendo al recién nacido Pablo, el primogénito favorito de Mónica. Ya he puesto fotos por aquí del feliz acontecimiento y no voy a insistir en la fotogénica belleza de los críos delante de la cámara, si la mitad de nosotros saliéramos así de bien en las fotos pues para que íbamos a salir a la calle, teniendo cosas guapas que ver en el espejo de casa.
Para no sobresaturar los sobrinoreceptores decidí darme un garbeo por los alrededores de Bruselas.

Ya hace diez años que estuvimos por allá y ya por entonces tuvimos ocasión de visitar Gante (Gent) y Brujas (Brugge) con las opciones turisticables clásicas. Pero estando el tiempo como estaba Loquillo, feo, frio y normal, para ser Bélgica, decidí irme no muy lejos y conocer algo nuevo. Si tengo que mojarme y volver tiritando por lo menos que no me cueste dinero.

Footing en el bosqueFooting en el bosque

A recomendación de David (padre de la criatura) me cogí el tranvía hacia el sur (bien) y me fuí a visitar el Forêt de Soignes, Zoniënwoud ó Bosque de los sueños. Es una gran extensión de hayas en su mayor parte y de origen artificial (repoblación) que rodean/bordean la ciudad de Bruselas. Desde el centro de Bruselas un anormal tardaría unos 20 minutos en llegar al bosque siempre y cuando fuese capaz de entender el neerlandés por la megafonía de un tranvía en marcha, si como en mi caso, usted es una personal normal pues le tocará ir bajándose del tranvía a intervalos espontáneos y aleatorios, tratar de traducir el nombre de la parada a algún idioma civilizado y volver a subirse al tranvía hasta que oiga algo como Auderghem-foret.

Ultimas hojas IIUltimas hojas II

Sigue leyendo…

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons