Martes, 28 de junio de 2016 (Hace 2 semanas)

Un pequeño plasmoid para KDE4 para mostrar la hora en el escritorio (en sustitución del reloj de la barra de tareas, o no).

Captura de escritoriosCaptura de escritorios

Es una versión modificada de este plasmoid para embellecerlo (creo), he cambiado:
– Fuente, por defecto ahora usa Minya Nouvelle, aunque en el menú de contexto podéis cambiarla a vuestro antojo.
– Textos alineados a la derecha, no a la izquierda.
Negrita para la hora, normal para minutos
– Orden español para la fecha (dia, mes, dia-semana)
– Fecha más pequeña
– Cambiado a formato 24h. Eliminada extensión AM/PM.

Creo que gana bastante con respecto al original. Si queréis usarlo en vuestro escritorio KDE4 podéis descargarlo desde aqui.
Minimal Clock, plasmoid v.0.13

Sábado, 7 de mayo de 2016 (Hace más de 2 meses)

De vez en cuando se me ocurre alguna buena idea, esta es la última.
Para quitarme cables de encima de la mesa con un par de pinzas grandes de la ropa y un poco de cinta de doble cara detrás del monitor. Voilá!

Miércoles, 2 de marzo de 2016

La batería de la Nikon D7000 dura un montón. Comparado con casi cualquier otro dispositivo como smartphones, Arduino u otras cámaras compactas gana por goleada, pero aún así siempre le faltan dos horas de batería. Haciendo timelapses o grabando vídeos suelo echar menos poder enchufarla a la corriente ó batería externa y despreocuparme de si aguantará o no toda la sesión de fotos.
El otro día dándole vueltas a la cabeza sobre como conseguir aumentar la autonomía de la cámara para grabar vídeos durante varios días en el monte me dí cuenta de que tenía la solución delante de las narices: la Nikon D7000 no dispone de conexión a corriente externa, pero su compartimento de baterías sí que viene adaptado para sacar un cable desde su interior, el hackeo de la Nikon D7000 no está en el cuerpo de la cámara sino el paquete extraible de baterías. Lo que hace infinitamente más seguro, cómodo y barato la adaptación casera. Como tengo dos paquetes de baterías y uno de ellos ya bastante moribundo, pues ni me lo pensé.

No se si hace falta mucha explicación, las fotos son suficientemente ilustrativas, pero por si acaso entre ellas voy dejando algunas notas.

Sigue leyendo…

Miércoles, 23 de diciembre de 2015

Ya lo he contado por aquí alguna vez, mi entorno de trabajo en el ordenador me gusta con tendencia minimalista. En general, pero en especial en el trabajo gráfico, me parece fundamental eliminar todos los menúes y botoneras posibles y manejar la aplicación a base accesos directos/métodos abreviados. Me da mucho coraje que lo fundamental, el trabajo que se está realizando, se pierda en una selva de menúes desplegables, solapas, botoneras, barras de herramientas, de progreso, at infinitum.
Lo puedo entender si eres el programador que ha desarrollado el programa y está encantado disfrutando con el panorama de funciones y órdenes que eres de capaz de desplegar para ayudar al usuario… pero si eres el usuario final, pasártela contemplando la interfaz, es poco recomendable (por decirlo con suavidad).

KonsolaKonsola

Pues el otro día descubrí como minimalizar la konsola de KDE a su expresión más simple y dejándola más bonita que la original. Muy sencillo y en dos cómodos pasos:
– Sobre el borde de una konsola de KDE pulsamos botón derecho y elegimos “Preferencia específicas de ventana“. Nos vamos a la solapa “Apariencia y fijados” activamos la casilla “Sin barra de título y marco“. Aceptar.
Con esto eliminamos toda la decoración y bordes, pero entonces se nos queda todavía muy fea.
– Lo siguiente es aplicar una hoja de estilos personalizada (stylesheet) a la konsola en el momento de abrirla. Así es que en Kate creamos un archivo de texto con el siguiente contenidoQFrame {border:1px solid #AAAAAA; }
y lo guardais en ~/.konsole.qss
Ahora lo único que tenéis que hacer es cambiar las llamadas a ejecutar konsole añadiendo la opción konsole −−stylesheet /home/tu-usuario/.konsole.qss

La hoja de estilo funciona casi igual que CSS de HTML, obviamente cambian las clases y los elementos. Investigadlo, podéis empezar probando con los elementos QFrame, QListview, QScrollBar, QTabBar…

Un timelapse es una secuencia de fotografías tomas a intervalos regulares y procesadas posteriormente para componer con ellas una secuencia de vídeo. Hasta ahí todo claro. El problema es que para que la secuencia de vídeo tenga cierta continuidad, suavidad y aspecto “real” hay cumplir una serie de requisitos. La exposición fotográfica y el control del balance de blancos en la cámara debe ser dispuesta en modo manual de lo contrario los continuos ajustes que la cámara haga entre fotograma y fotograma provocarán una película llena de “saltos” en la luz de la escena, algunos muy sutiles y otros auténticas verbenas de luces.
El verdadero problema es que incluso estableciendo estos controles en manual estos saltos de luminancia, por otras cuestiones, siguen apareciendo. Es raro que una réflex haga en idénticas condiciones 250 fotos exactamente iguales y que no “salten” al verlas en formato de vídeo (parece que este defecto solo afecta a las réflex no a compactas por lo que muy probablemente se deba a pequeñas imprecisiones del diafragma del objetivo, reflejos internos de luz en el visor, etc… ).
Es el llamado “flickeo” de un timelapse, pequeñas variaciones de luz entre fotogramas contiguos que provocan que el vídeo “parpadee” muy sutilmente resultando extremadamente molesto.

Herramientas deflicker

Para evitar este “flickeo” aparecen las herramientas de “deflicker“. Básicamente son script muy sencillos que toman la secuencia de fotografías (ojo fotos originales, no vídeo resultante) analizan la luminancia de los fotogramas con sus “vecinos” y la alteran para amortiguar estos saltos de luz. Sigue leyendo…

Domingo, 22 de noviembre de 2015

Ya lo he comentado por aquí muchas veces, para el archivo/clasificación de mis fotografías/vídeos soy fans incondicional de Digikam, gestor y editor de fotografías especialmente desarrollado para GNU/Linux y KDE pero también exportado desde unos años a MAC y Windows.
Los motivos son muchos, a continuación os demuestro como explotar dos de sus características más fundamentales: la clasificación por etiquetas y el uso de bases de datos SQLite.

La clasificación por etiquetas (tags) está muy extendida y popularizado y podéis verla en funcionamiento en casi cualquier servicio de gestión de álbumes fotográficos online como Picasaweb, Flickr ó mi propia galería de fotos/vídeos.
Consiste básicamente en asignar un término/expresión/clave a la imagen para posteriormente poder filtrar las búsquedas y de esta manera localizar rápidamente una imagen entre un millar.
La utilidad salta a la vista. En mi caso que vengo clasificando fotografías en Digikam desde que tengo cámara digital (2002) me permite encontrar cualquier foto en unos segundos entre las casi 60.000 fotografías que tengo clasificadas.

Clasificación por tags en DigikamClasificación por tags en Digikam

Digikam implementa desde sus inicios de un completísimo conjunto de herramientas desde los cuales el etiquetado de imágenes (y vídeos) es tremendamente fácil con un buen montón de funciones para etiquetado masivo, por jerarquías, anidadas, renombrar, mover, copiar, asignación/desasignación, automatización de tareas, búsqueda, filtrado, repetición, etc… Cada semana entre 100-300 fotografías/vídeos procedentes de las cámaras de fototrampeo entran en mi base de datos. Todos perfectamente etiquetadas por la especie/s de que se trate y el identificador de la cámara que lo grabó. De este modo puedo cuando quiera ver todos los vídeos que tengo de ginetas ó todos los grabados por la Cámara22A.
Arrancando Digikam podemos encontrar casi cualquier foto en segundos a base de filtrar por etiquetas, o por fecha, o por nombre, o por todo a la vez… pero ¿y si no queremos ni siquiera iniciar Digikam?

Sigue leyendo…

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons