martes, 31 de mayo de 2016

Ya nos hemos “revolvido” de nuestro viaje por tierras de Cataluña. Ya os iré contando cosas.
Ayer, antes de tomar definitiva carretera y manta quise pararme a visitar un sitio, un monasterio, este de la fotografía.

Y ahí está la adivinanza: ¿de que monasterio se trata? ¿A quién se venera en dicho monasterio?.

Los que me conocen quizás partan con algo de ventaja, pero ya tan sólo por el propio enunciado de esta adivinanza se puede intuir que soy ateo irreverente/practicante y que por lo tanto dicha adivinanza oculta algo “diferente” en su incógnita.
Si no es suficiente con esto diré que además es (que recuerde ahora) el único y el primer lugar de culto religioso en que manera premeditada, voluntaria y de forma activa he puesto mi empeño en visitar.
Y si todavía no fuese suficiente:
– Este año pasado (2015) murió la persona que más ha hecho por popularizar la figura y el nombre del santo que se venera en dicho monasterio.

PostData: Como intuyo que alguno lo va a adivinar al vuelo, voy a poner los comentarios en moderación para darle un poco de intriga y tiempo a contestar a más de uno/una. Luego apruebo todos los comentarios y aparecerán en el orden en que se publicaron originalmente.

miércoles, 25 de mayo de 2016

Fageda d'en Jordà

Dos días en el PN de la zona volcánica de La Garrotxa, junto a Olot. Un bonito bosque de hayas, robles y castaños, perfectamente acotado y señalizado. Zona deportes y visitas escolares. Poco salvaje pero nos ha permitido ver ayer un tejón corriendo por un prado, Alcaudón dorsirrojo y multitud de aves de bosque.

Nota: esta imágen y el texto que le acompaña, fueron recibidos y publicados de forma automática desde el teléfono móvil. Es por esto que pueden contener errores tipográficos, abreviaturas tipo SMS y faltas de ortografía

lunes, 23 de mayo de 2016

Desde el PN del Cab de Creus

Ayer llegamos a Cataluña lloviendo como si no fuera haber un mañana. Hoy amanece un día de primavera en el Port de la Selva, Girona. A un lado el Cab de Creus al otro Francia.
Nos hemos venido a pasar unos días por aquí en un modo turístico completamente nuevo para nosotros, ya contaremos más adelante.

Nota: esta imágen y el texto que le acompaña, fueron recibidos y publicados de forma automática desde el teléfono móvil. Es por esto que pueden contener errores tipográficos, abreviaturas tipo SMS y faltas de ortografía

domingo, 15 de mayo de 2016

Algunas secuencias grabadas en una rambla de la Sierra de La Muela donde una pareja de Lirones caretos (Eliomys quercinus) comparten el espacio con las Ratas negras.
Parece que a pesar de la diferencia de tamaño entre el lirón y la rata (esta le saca casi dos cuerpos a aquel) los lirones no se lo piensan mucho a la hora de adentrarse en su zona. Es relativamente fácil presenciar las peleas y persecuciones, que siempre acaban con el lirón refugiandose en las rocas para volver a intentarlo al cabo de media hora.

El entorno cercano a las ramblas de baladres (Nerium oleander) no suele ser el más habitual porque suele ser sitios muy transitados, normalmente ocupados por ratas (negras o grises), pero parece que en algunas ubicaciones, especialmente tranquilas y con una buena vegetación pueden llegar a aventurarse.

martes, 10 de mayo de 2016

La primera vez que vi un Lirón Careto me hizo mucha ilusión seguido de una frustración inmensa. Apenas lo percibí por unas décimas de segundo, lo suficiente para identificarlo y versentír como se metía debajo de la rueda del coche que conducía.
Para mi suerte fue la primera pero no la única ocasión que he tenido de verlos. Los lirones resultan simpáticos, para casi todo el mundo, incluso para quienes las ratas y ratones les producen un profundo rechazo un lirón careto se les antoja divertido.
Lirón saliendo al anochecer

Mucha gente se sorprende que en un paisaje tan árido y extremadamente seco como la sierra litoral de Cartagena haya Lirones, a los cuales asociamos con paisajes muchos más boscosos de encinares y monte mediterráneo, pero ciertamente y aunque la imagen que puedan dar esté más cerca de la que ofrece un jerbo del desierto, haberlos haylos y aunque no me atrevería a decir que son comunes, pero desde luego no es rara su presencia. Sólo es necesario conocer un poco sus costumbres, algunos rastros y buscar en el lugar adecuado.

Sigue leyendo…

sábado, 7 de mayo de 2016

De vez en cuando se me ocurre alguna buena idea, esta es la última.
Para quitarme cables de encima de la mesa con un par de pinzas grandes de la ropa y un poco de cinta de doble cara detrás del monitor. Voilá!

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons