martes, 3 de diciembre de 2019

Cuando digo que la mayoría de las cámaras (de gama económicas) son exactamente iguales se suele tomar como un exageración o una generalización. Una prueba de lo que digo: a la izquierda marca APEMAN a la derecha VICTURE.
Premio para quien encuentre la diferencia.
Apeman VS Victure

Por eso cuando comentando cámaras en foros y grupos se comenta que aquella es mejor que la otra, o expone mejor, o funciona mejor de día lo que en realidad se están comparando son fotos no cámaras. Una mejor ubicación, una mejor distancia al sujeto, … pero las cámaras (siempre hablando de gama económica, +/- 50€) son exactamente las mismas.
Cada seis meses se coge la cámara, se le cambia la parrilla de leds, se cambia la carcasa delantera y se cambia el menú de configuración (normalmente ni esto) se le cambia el nombre y listo. Tienen el mismo sensor, ergo la misma resolución, la velocidad de respuesta, la misma electrónica, el mismo consumo.
Cuando tengáis que comprar una cámara de esta gama guiaos principalmente por el precio, como digo la diferencia entre cámaras de 30€ y de 65€ suele ser cero.

Sí, es cierto, luego están las cámaras de 300€, son bastante buenas, mucho mejores claro, pero por el precio de una de estas yo me he comprado ya 10. Sí, ya tengo 10 cámaras fototrampeando la Sierra de la Muela, no se me van a escapar ni las moscas!!

domingo, 1 de septiembre de 2019

Ya mengua el verano, y empieza por la sobrepoblación en la costa. Esta mañana, todavía de noche me he plantado en la costa a volar el drone. Es buen momento para retomar el blog. amanecer costa I

domingo, 5 de mayo de 2019

Ayer estuve visitando a las viejas conocidas que os contaba en el otro post. Todo un éxito, aparecieron, aparecieron las dos, temprano y se dejaron fotografiar sin inmutarse. Ya hace años que no «sufrían» mis visitas con focos y cámaras a corta distancia, pero parecían recordarlos perfectamente. Ni se quejaron.
Sonrisas

A esta pareja de «sonrisas» y «trespuntos» los tengo grabados en vídeo bastante abundantemente, especialmente al macho («sonrisas») pero sorprendentemente apenas alguna foto. Así es que puse la cámara para tratar de retratarlo decentemente en estos ambientes de pinos derribados por la sequía de 2015 que tanto me gustan. Y resultó ser bastante más complicado de lo que me espera por culpa de la hembra.
Pueden llevar emparejados (como en este caso) varios años, pero resulta muy difícil fotografiarlos juntos, porque aunque compartan el territorio, vivan juntos, se desplacen juntos y se apareen (supongo) juntos, apenas se juntan más de 1 metro la hembra le bufa, le enseña los dientes y sale detrás haciéndolo huir. Lo de juntos pero no revueltos les viene de perlas.
Así era hace unos años cuando los grabé por primera vez (ver primer minuto del vídeo) y así sigue siendo.
¿Heteropatriarcado? – dirá él – eso es una leyenda urbana!

miércoles, 24 de abril de 2019

Las dos fotos de la izquierda (arriba y abajo) son dos capturas de “trespuntos” una hembra de Gineta (genetta genetta), las dos de la derecha son de “sonrisas“, un macho y pareja de “trespuntos“. La foto pequeña de la derecha es la primera que le hice a “sonrisas” en Febrero/2015. Hace ya más de cuatro años y ya por entonces estaba emparejado con “trespuntos”. Esta semana pasada los he vuelto a fototrampear a los dos en la misma cámara en un intervalo de menos de dos horas. No sólo siguen vivos sino que siguen juntos. Todo un récord.
Son las dos ginetas que aparecen en este vídeo.

Me ha hecho ilusión volver a ver a estas dos ginetas y descubrir que además siguen en el mismo sitio y juntas, algo que no puedo decir de estas otras dos: halloween y rayalarga.
Pino de navidad con ginetas
A estas últimas las he estado fotografiando y viendo durante varios meses, desde Octubre hasta Febrero. Prácticamente aparecían por las cámaras cada día, prácticamente a la misma hora. Al llegar Marzo una de ellas dejó de aparecer. Y unos 10-12 días más tarde dejó de aparecer la segunda. Y desde entonces ni rastro, ni en vivo, ni en fototrampeo. Se esfumaron. Apareció una tercera y creo que una cuarta (apenas la he fotografiado), pero de la pareja inicial no volví a saber más.
Tengo el presentimiento de que la pareja de búhos reales que vive (y cría) en la zona tiene algo que ver, me temo. Espero equivocarme.

Como a alguno le van a hacer gracia los nombres con que he bautizado a las ginetas aquí va su etimología:
Sonrisas es la primera gineta que estuve siguiendo en vivo y cuando la veía la reconocía rápidamente por dos puntos y una raya en el cuello que recordaban un “smile” :) informático. Inicialmente la llamé así, smile, pero me pareció cursi y lo dejé en “sonrisas“. No se rie, y si ves una foto de esa marca ni siquiera se parece a un :)
trespuntos esta era la pareja de “sonrisas”, la distinguía por que no tenía dos puntos y un paréntesis sino tres puntos.
Halloween cuando veía a esta los ojos se me iban a una patrón de manchas que tiene en el costado izquierda y que me recordaba a las sonrisas de las calabazas de Halloween, dos ojos grandes, una nariz y una sonrisa de dientes en arco. Sí, algo tétrico pero es la que menos me ha costado identificar sin dudar.
Rayalargala madre de halloween con una raya continua, sin cortes, desde la oreja hasta la pata delantera. No he visto ninguna otra gineta con una raya ni la mitad de larga.

domingo, 20 de enero de 2019

Apurando las últimas horas de oscuridad.

Al contrario de lo que suele pasar con las Ginetas (que como decía un amigo hace poco «hay ginetas por todos lados»), la Garduña es bastante más escasa y rara, no ocupa cualquier espacio y no tiene las habilidades cazadoras de la Gineta (con la que además suele compartir/competir espacio, como pudísteis ver por aquí). En cambio son animales mucho más oportunistas, carroñeros y herbívoros que la Gineta. En la Srra. de La Muela su alimentación es principalmente frugívora: algarrobos, espino negro y palmitos son la base. En algunas zonas las escolopendras parecen con mucha frecuencia en sus restos y deposiciones, y hace poco descubrí una que llevaba varios días alimentándose de hormigas (probablemente destapó alguna colonia importante de hormigas).
Pueden excavar y perseguir animales en sus madrigueras (algo que nunca va a hacer una Gineta) y es fácil descubrir madrigueras de conejos o roedores “atacadas” por la Garduña tratando de alcanzarlos.

jueves, 27 de diciembre de 2018

Atención
Lo de fotografiar con el tele (200mm) de noche, a plena oscuridad, está siendo todo un reto nuevo. Aquí no hay pre-enfoque ni barrera que valga, la profundidad de campo es muy baja y el animal se mueve, no para quieto, está muy cerca y hay tan poca luz que mirando por el visor es difícil percibir siquiera ver si el foco está en el bigote o en el lomo.
La ventaja frente a mecanismos automáticos es evidente: no hay que hacer miles de fotos y cruzar los dedos para que de cada 300 fotos valga 1 o para que duren las baterías, no hay que “adivinar” lo que va a hacer el animal e instalar la cámara con horas de antelación, ni siquiera hay problemas con los petirrojos o los lirones curiosos. Podemos seguir al animal y esperar el momento para hacer la foto e incluso predecir movimientos ó “posturas” que nos gusten. Además como hay algo de luz las pupilas se contraen y la cara no nos resulta tan extraña como cuando los fotografiamos en plena oscuridad con las pupilas completamente dilatadas.

Cuaderno de campo es un blog desarrollado y mantenido por Trebol-a y en el que escriben Trebol-a, Miguel, Merche y Mónica
Si quieres saber algo más sobre los autores acude a la página acerca-de, si quieres contactar con alguno de nosotros hazlo a través de contactar ó de Google+

Creative Commons: Todo el contenido de la web (imágenes, textos, vídeos, a excepción de aquellas obras de otros autores enlazados por Cuaderno de Campo) se acoge a los términos expresados en la licencia Creative Commons